Regulador Australia ordena corregir publicidad de Coca-Cola

jueves 2 de abril de 2009 11:03 GYT
 

Por Rob Taylor

CANBERRA (Reuters) - Una frase publicitaria que afirmaba que la bebida Coca-Cola no engorda ni afecta los dientes de los niños generó un serio problema al mayor fabricante de refrescos del mundo con el servicio del consumidor de Australia, que el jueves le ordenó corregir sus anuncios.

El año pasado, Coca-Cola South Pacific (CCSP) sacó un aviso comercial titulado "Madre, A Desmentir Mitos", protagonizado por la actriz australiana Kerry Armstrong, que afirmaba que la Coca-Cola es "segura para los niños".

Junto con afirmar que la gaseosa no engorda a los niños ni daña sus dientes, los avisos a página completa buscaban combatir la percepción pública de que contiene grandes cantidades de cafeína.

"Ahora que he descubierto qué es mito y qué no, es bueno saber que nuestra familia puede seguir disfrutando una de nuestras bebidas favoritas", aseguraba Armstrong en los anuncios publicitarios. "Mis niños ahora me llaman 'Mamá, la desmiente-mitos'", celebraba.

La firma también decía en la publicidad que ya era momento "de mostrar hechos y ayudar a entender la verdad sobre Coca-Cola".

Pero la poderosa Comisión de Competencia y del Consumidor de Australia (ACCC, por su sigla en inglés) ordenó el jueves a la empresa a corregir su afirmación.

"Los mensajes de Coca-Cola eran totalmente inaceptables, creando una impresión que probablemente engañe en cuanto a que Coca-Cola no contribuye al alza de peso, la obesidad o las caries", sentenció en un comunicado el presidente de la ACCC, Graeme Samuel.

"También tienen el potencial de engañar a los padres sobre las potenciales consecuencias de consumir Coca-Cola", añadió.   Continuación...

 
<p>Una persona espera para cruzar una calle frente de un cartel publicitario de Coca Cola en Sidney, 17 nov 2008. Una frase publicitaria que afirmaba que la bebida Coca-Cola no engorda ni afecta los dientes de los ni&ntilde;os gener&oacute; un serio problema al mayor fabricante de refrescos del mundo con el servicio del consumidor de Australia, que el jueves le orden&oacute; corregir sus anuncios. REUTERS/Tim Wimborne/Archivo</p>