Aficionados a los videojuegos tienen nuevo desafío: la recesión

jueves 2 de abril de 2009 16:23 GYT
 

RALEIGH, EEUU (Reuters) - En un momento en que la gente está recortando sus gastos en viajes y excursiones, el ocio en el hogar toma protagonismo e impulsa a la industria de los videojuegos, presionada para entretener a sus fanáticos y esquivar la recesión.

El analista Toon van Beeck de la compañía de estudios de mercado IbisWorld dijo que los ingresos del sector de video juegos llegarán a 41.900 millones de dólares este año, sobre los 27.200 millones de dólares del 2004, con más de 37 millones de consolas vendidas en Estados Unidos sólo en el 2008.

Un nuevo informe de IbisWorld dijo que la aparición de la Nintendo Wii ha ayudado a estimular el sector cambiando el perfil de los jugadores, atrayendo a más mujeres, que ya suponen el 38 por ciento de los usuarios de videoconsolas.

"Las ventas de videojuegos son las menos afectadas por la recesión global y no hay signos reales de ralentización", dijo Michael Cai, vicepresidente de investigación de juegos de Interpret.

"Para mantener este momento de crecimiento sano, de todos modos, el sector de los juegos necesita continuar ofreciendo contenido atractivo y experiencias innovadoras para competir por el tiempo y el dinero de los consumidores", añadió.

Cai esperaba que en este contexto económico, los juegos de segunda mano y a precio de saldo obtuviesen una cuota mayor del total de las ventas.

El pasado otoño, mientras se sentían los primeros efectos de la recesión económica, las ventas de videojuegos aumentaron internacionalmente. Sólo en Estados Unidos, las ventas crecieron un 19 por ciento con respecto al 2007, según el Grupo NPD.

GASTO MAS CUIDADOSO

Billy Pidgeon, analista de videojuegos en IDC, dijo que la recesión reduciría indudablemente el gasto de los consumidores, aunque los juegos tienen un gran valor como entretenimiento y se comportan bien como sector en la recesión.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de un control de la consola PlayStation 3 de Sony en una tienda Sofmap en Tokio, 14 mayo 2008. En un momento en que la gente est&aacute; recortando sus gastos en viajes y excursiones, el ocio en el hogar toma protagonismo e impulsa a la industria de los videojuegos, presionada para entretener a sus fan&aacute;ticos y esquivar la recesi&oacute;n. REUTERS/Yuriko Nakao</p>