Críticas a Berlusconi por gritar en presencia de reina Isabel II

viernes 3 de abril de 2009 10:45 GYT
 

ROMA (Reuters) - Los diarios italianos arremetieron el viernes contra el primer ministro Silvio Berlusconi por alarmar a la reina Isabel II al gritar al presidente de Estados Unidos después de una foto de grupo de los líderes del G-20.

Imágenes de televisión muestran a Berlusconi al final del grupo reclamando en voz alta la atención del líder estadounidense: "¡Señor Obama! Soy Berlusconi!".

La secuencia refleja cómo la reina mira asombrada por el grito y después se gira para ver de dónde procedía el ruido. A continuación hace un comentario levantando una de sus manos enguantadas.

Un portavoz del Palacio de Buckingham se negó a repetir lo que la soberana había dicho y quitó importancia al incidente, diciendo "que ninguna de las dos partes se lo tomó a mal".

La sesión de fotos se tomó en medio de un ambiente divertido y distendido, añadió el portavoz.

La oficina de Berlusconi emitió un comunicado diciendo que "nunca dijo lo que las agencias de noticias le han atribuido sobre el presidente Obama".

Berlusconi, un magnate mediático de 72 años en su tercer mandato al frente del Gobierno italiano y un buen nivel de popularidad, tiene un historial de errores diplomáticos, dos de ellos muy recientes refiriéndose a color de piel de Obama como "bronceado".

La prensa se deleitó con el incidente. Entre las caricaturas aparecidas, una en La Stampa decía que Berlusconi tenía "una habilidad sin rival para parecer un tonto", algo que "nosotros en Italia llamamos carisma".

Il Giornale, propiedad del hermano de Berlusconi, también se hizo eco de la anécdota, pero de una manera positiva, diciendo que el primer ministro italiano había intentando relajar el ambiente.

Las fotografías del G-20 también mostraban a Berlusconi apareciendo por detrás de Obama y el presidente ruso, Dmitry Medvedev, posando sus manos en los hombres de los dos dirigentes y sonriendo después a las cámaras.

(Reporte de Stephen Brown y Eleanor Biles; Traducido por la Redacción de Madrid)

 
<p>De izquierda a derecha: el presidente estadounidense, Barack Obama, el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, y el presidente ruso, Dmitry Medvedev, durante la cumbre del G-20 en Londres. 2 abr 2009. Los diarios italianos arremetieron el viernes contra el primer ministro Silvio Berlusconi por alarmar a la reina Isabel II al gritar al presidente de Estados Unidos despu&eacute;s de una foto de grupo de los l&iacute;deres del G-20. REUTERS/Stringer</p>