Artista cubano transforma pueblo en obra de arte

sábado 4 de abril de 2009 08:53 GYT
 

Por Jeff Franks

JAIMANITAS, Cuba (Reuters) - Desde su estudio en el segundo piso, el artista cubano José Fuster mira lo que ha forjado en el pueblo costero de Jaimanitas y con una gran sonrisa dice: "Estoy completamente loco".

Debajo, grandes y coloridos mosaicos y caprichosas esculturas cubren su casa y llenan su jardín, en una explosión de arte que ha transformado su humilde barrio en una isla de brillo en medio de los deteriorados suburbios de La Habana.

Su casa y estudio son el epicentro del trabajo en desarrollo con el que Fuster, de 62 años, ha adornado las viviendas de dos calles con pinturas que recuerdan a Picasso y divertidas figuras de cerámica de las palmeras, gallos y cocodrilos recurrentes en su obra.

Frente a su casa, Fuster ha creado una especie de parque comunal que es un gran tablero de ajedrez. Detrás erigió una enorme escultura de 7,6 metros de altura en homenaje a cinco agentes cubanos acusados y encarcelados por espionaje en Estados Unidos, a los que Cuba llama los "Cinco Héroes".

Es un país de las fantasías esencialmente cubano en sus colores brillantes, íconos cómicos y matices políticos.

Barbudo y con gafas, amante de la diversión y bebedor, Fuster ha sido llamado el "Picasso del Caribe" por su peculiar estilo, y es uno de los artistas cubanos más conocidos en el extranjero.

Su obra ha sido expuesta en Europa y en Estados Unidos, cuyo embargo comercial de 47 años sobre Cuba exceptúa el arte.

Tiene una página web www.josefuster.com, donde sus pinturas, acuarelas y cerámicas están a la venta a precios que superan los 10.000 dólares.   Continuación...