Madonna intentará una nueva adopción en Malaui

lunes 20 de abril de 2009 10:57 GYT
 

Por Mabvuto Banda

LILONGUE (Reuters) - Madonna apelará formalmente el mes que viene un fallo de una corte de Malaui que estableció que la cantante no podía adoptar un segundo hijo en el país africano, dijo el lunes su abogado.

El Alto Tribunal de Malaui falló este mes que Madonna no podía adoptar a una niña de cuatro años, llamada Mercy James, porque no era residente del país. La Corte Suprema de Apelaciones escuchará el caso, pero se prevé que Madonna no asistirá a la audiencia.

"No puedo revelar los argumentos de la apelación, pero puedo confirmar que la corte escuchará nuestra apelación el 4 de mayo", dijo a Reuters su abogado, Alan Chinula.

Después de que Madonna adoptara a David Banda, un niño de 13 meses, en el 2006, grupos de derechos humanos criticaron al Gobierno y lo acusaron de darle tratamiento especial a la cantante, evadiendo leyes que prohíben a los no residentes adoptar niños.

El Gobierno había apoyado el intento de la cantante de adoptar a Mercy, diciendo que era una madre respetable.

Una epidemia de sida en el país del sur africano dejó a más de un millón de niños huérfanos. Madonna creó un centro de caridad para niños malauíes.

"Quiero brindar a Mercy un hogar, un ambiente familiar cariñoso y la mejor educación y salud posibles. Es mi esperanza que ella, como David, algún día vuelvan a Malaui y ayuden a la gente de su país", dijo Madonna a la edición del domingo del diario Nation en una respuesta enviada por correo electrónico.

En el fallo, el juez del Alto Tribunal, Esimie Chombo, habló en contra de las adopciones de famosos, diciendo que podían conducir al tráfico de niños.   Continuación...

 
<p>Imagen publicitaria de la cantante Madonna y la ni&ntilde;a malau&iacute; que busca adoptar, en Mercy. Madonna apelar&aacute; formalmente el mes que viene un fallo de una corte de Malaui que estableci&oacute; que la cantante no pod&iacute;a adoptar un segundo hijo en el pa&iacute;s africano, dijo su abogado. REUTERS/Tom Munro/Warner Brothers Records</p>