Nuevo filme recuerda magia de la meca neoyorquina del punk

jueves 30 de abril de 2009 14:21 GYT
 

Por Daniel Trotta

NUEVA YORK (Reuters) - CBGB siempre causaba una primera impresión poderosa, aún antes de que lo que debió ser un club de música country en un sector abandonado de Manhattan se convirtiera en una meca del rock mundialmente famosa.

Su encanto podría haber sido por los baños, que según el punto de vista del visitante, eran asquerosamente nauseabundos o simplemente lugares artísticos cubiertos de graffiti ideales para el sexo y las drogas.

También podría haber sido por el público, como los seguidores del punk que llenaban el lugar o los vándalos que deambulaban por la vereda externa.

Pero siempre se trataba de la música, como comprueba un nuevo documental en el Festival de Cine de Tribeca.

"Burning Down the House: The Story of CBGB" de la directora Mandy Stein, revive la pasión provocada por el club que fue clausurado en el 2006, después de 33 años, debido a una disputa por arriendo.

Hilly Kristal fundó el bar en 1973 con la idea de presentar música country en vivo, por lo que bautizó la sede como CBGB & OMFUG, por "Country, Bluegrass, Blues and Other Music For Uplifting Gormandizers".

Sin embargo, solamente los admiradores del punk se atrevían a viajar hasta el oscuro distrito de Bowery, históricamente un sector para vagabundos pero que hoy es un barrio renovado donde residen jóvenes profesionales.

El espacio fue alquilado por el diseñador de moda John Varvatos, quien supuestamente lo arrienda por mucho más de los 19.000 dólares mensuales que pagaba Kristal.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo de uno de los ba&ntilde;os del CBGB en Nueva York, 14 oct 2009. CBGB siempre causaba una primera impresi&oacute;n poderosa, a&uacute;n antes de que lo que debi&oacute; ser un club de m&uacute;sica country en un sector abandonado de Manhattan se convirtiera en una meca del rock mundialmente famosa. REUTERS/Lucas Jackson</p>