Diseñador mascaras contra influenza da toque personal al pánico

jueves 30 de abril de 2009 19:12 GYT
 

Por Bill Berkrot

NUEVA YORK (Reuters) - Si teme al avance de una mortal epidemia de gripe, pero uno tiene que salir, hay una manera creativa de expresar el miedo.

Esa parece ser la visión de DIGO, una agencia de anuncios de Nueva York que está detrás de unas divertidas máscaras de diseñadores que le permitirán a las personas destacarse en la multitud mientras intentan eludir la nueva variedad del virus de la influenza.

"Cuando vimos el pánico en torno a la gripe, sentimos que el convertir una máscara facial, este ícono del temor, en una pintura para que genere sentimientos más creativos, lúdicos era una manera decir 'no tenemos nada que temer más que el miedo en sí mismo'", apuntó Mark DiMassimo, presidente ejecutivo y líder creativo de DIGO.

"La vida continúa, diviértete, exprésate. Si quieres ser cuidadoso, no hagas que tu vida sólo se trate de eso", dijo DiMassimo, quien prevé una serie de 25.000 máscaras a un valor de 100 dólares cada una, junto a un certificado de autenticidad que garantiza que son parte de la primera edición.

En una variación de las máscaras que podrían tornarse un objeto omnipresente en las ciudades estadounidenses antes de que la epidemia siga su curso, la versión DIGO viene en seis estilos, incluyendo la favorita de DiMassimo, una que simula que la persona que la emplea está fumando a través de la mascarilla.

Otras máscaras tienen labios rojos, un hocico de cerdo rosado con un círculo rojo y una barra que significa "no cerdos", un bigote negro, la frase "No soy yo, eres tu" y su opuesto "No eres tú, soy yo".

"Estamos diciendo básicamente que algo funcional puede ser también una forma de auto expresión", dijo DiMassimo, quien insiste en que las máscaras, si bien son graciosas, tendrán calidad médica.

Las máscaras serán vendidas en el sitio de internet de DIGO antes de que se las exhiba en un sitio de internet especial. Finalmente, estarán disponibles en negocios a un precio más bajo, dijo DiMassimo.   Continuación...