Adam Lambert podría ser el primer ganador gay de "American Idol"

viernes 1 de mayo de 2009 01:22 GYT
 

Por Jill Serjeant

LOS ANGELES (Reuters) - Adam Lambert usa delineador de ojos y pendientes de diamantes, canta increíble y consiguió una inusual ovación de pie del férreo juez Simon Cowell.

A tres semanas del final de la competencia de "American Idol", el joven es el favorito para ganar el programa número uno de concurso de talentos de la televisión estadounidense y convertirse, posiblemente, en el primer cantante gay o bisexual que recibe el título de "Idol".

El participante, de 29 años, fue elogiado por los jueces del programa al arriesgarse e interpretar temas como "Believe" de Cher, pero no ha confirmado públicamente su inclinación sexual, ni ha rechazado la especulación sobre si es gay, un contraste con el competidor en el 2003 Clay Aiken.

Cuando el mes pasado comenzaron a circular fotos en internet que lo mostraban besando a otros hombres o vestido de mujer, Lambert dijo simplemente: "No tengo nada que ocultar. Soy quien soy".

Por primera vez desde que entró en el concurso, Lambert terminó el miércoles en la noche como uno de los dos últimos concursantes en nivel de votación, pero los televidentes hasta el momento han mostrado pocas señales de interés sobre su ambigüedad sexual.

Un ejército de seguidores de "Glambert" lo idolatra, vota a favor suyo cada semana y lo han convertido en el favorito para ganar.

"Algunas personas están diciendo 'no sería maravilloso que el mismo año en que asumió el cargo el primer presidente afroamericano en Estados Unidos, también elijamos el primer gay y/o bisexual American Idol'", dijo Robert Thompson, profesor de cultura popular de la Universidad de Syracuse en New York.

"No creo que eso sea comparable. En lugar de estar sorprendido, estoy pensando 'Vaya, ¿realmente hemos llegado a este punto sin haber tenido uno?'", declaró Thompson.   Continuación...

 
<p>Foto de archivo del participante del programa de televisi&oacute;n estadounidense "American Idol" Adam Lambert en Los Angeles, mar 5 2009. REUTERS/Mario Anzuoni (UNITED STATES)</p>