Escapismo y fantasía marcan estrenos de verano en EEUU

sábado 2 de mayo de 2009 13:43 GYT
 

Por Cristy Lytal

LOS ANGELES (Reuters) - Son tiempos duros y están empeorando, de modo que Hollywood se refugia en el escapismo y las historias fantásticas, intentando animar a un público golpeado por la recesión con una temporada de verano boreal en el cine que comenzó con el estreno de "X-Men Origins: Wolverine".

Luego de "Wolverine" vendrá el estreno de la nueva versión de alto presupuesto de "Star Trek", la conspiración de "Angels & Demons" y el largometraje de acción "Terminator: Salvation". Y las estrellas del verano son también de clase A: desde Tom Hanks y Will Ferrell hasta Jennifer Aniston.

¿Por qué existe tanta algarabía en torno al verano de Hollywood? Aquellos cuatro meses en Estados Unidos y Canadá pueden suponer hasta el 40 por ciento de las ventas de entradas anuales, así que si el verano se estanca desde el principio, Hollywood se hundiría aún más en su propia crisis financiera.

Pero una estrella sostiene que no siente ninguna presión por aparecer en su primer grab filme: Hugh "Wolverine" Jackman.

"Cualquiera que sea la fecha (de estreno), querré hacerlo bien", declaró Jackman a Reuters sobre su nueva película de la saga "X-men". "Probablemente haya más crédito para la gente -más allá de si lo pasan bien o no- por el hecho de que importa mucho para la taquilla", señaló.

A pesar de que una versión sin terminar de la película se filtró en internet antes del estreno, se espera que "Wolverine" - en la que Jackman interpreta a un mutante que acaba con los malos con sus garras retráctiles - de un impulso a la taquilla en un año que ya es próspero, gracias a los espectadores que intentan escapar de la vida cotidiana.

Hasta ahora, la taquilla norteamericana ha recaudado 3.060 millones de dólares, lo que supone un 17,4 por ciento más que el año pasado, según la empresa de seguimiento de taquilla Media by Numbers.

MAS QUE "WOLVERINE"   Continuación...

 
<p>Foto de archivo del actor Hugh Jackman durante el estreno de "X-Men Origins: Wolverine" en el teatro chino de Hollywood, 28 abr 2009. Son tiempos duros y est&aacute;n empeorando, de modo que Hollywood se refugia en el escapismo y las historias fant&aacute;sticas, intentando animar a un p&uacute;blico golpeado por la recesi&oacute;n con una temporada de verano boreal en el cine que comenz&oacute; con el estreno de "X-Men Origins: Wolverine". REUTERS/Mario Anzuoni</p>