París, la ciudad europea más sobrevalorada; Londres la más sucia

lunes 4 de mayo de 2009 08:27 GYT
 

LONDRES (Reuters) - Atentos, turistas: Londres tiene la peor comida, París es la más sobrevalorada y Bruselas la más aburrida, según una encuesta sobre lo que piensan los viajeros respecto a las ciudades europeas.

En una encuesta a casi 2.400 personas realizada por el sitio de internet TripAdvisor (www.tripadvisor.com), la capital británica fue considerada la más sucia de Europa, además del lugar donde la gente va peor vestida y la más cara.

París tampoco salió bien parada, ya que los turistas dijeron que era la ciudad menos hospitalaria y la segunda más cara.

Pero ambos destinos se redimieron en el sondeo online, donde París fue votada la ciudad con la mejor gastronomía y la gente mejor vestida, mientras que Londres apareció como la que tenía mejor ocio nocturno, mejores parques públicos y más actividades gratuitas.

"Las capitales europeas tuvieron todas sus pros y sus contras, pero ningún otro continente ofrece a los viajeros tanta riqueza cultural y atractivos en tan poca distancia", dijo el portavoz de TripAdvisor, Luke Fredberg, en un comunicado.

"Pese a que Londres surgió como la ciudad más sucia y la más cara, sus fantásticas atracciones gratuitas demuestran que no hay que ser millonario para disfrutar de la capital", añadió.

Venecia derrotó a París y Roma como el destino europeo más romántico, pero también apareció como la tercera más cara, tras París y Londres.

El viajero que busque encontrarse con ciudadanos locales amistosos debería ir a Dublín, mientras que a quien le preocupe la salud podría optar por Copenhague, votada como la ciudad más limpia.

Praga fue seleccionada como el destino con precios más asequibles, mientras que quien busque placeres visuales debería ir a Barcelona, pero evitar Varsovia, en Polonia, que fueron votadas las ciudades con mejor y peor arquitectura, respectivamente.

¿Y la ciudad más aburrida? Los viajeros creen que la belga Bruselas, mientras que Zúrich, en Suiza, apareció en segundo lugar.

(Escrito por Miral Fahmy; Traducido por la Redacción de Madrid)