Miss California conserva su corona y reafirma sus opiniones

martes 12 de mayo de 2009 21:22 GYT
 

Por Michelle Nichols

NUEVA YORK (Reuters) - La emocionada Miss California Carrie Prejean mantuvo el martes su corona y reiteró su oposición al matrimonio homosexual y defendió el haber posado en fotografías en toples.

Prejean, de 21 años, saltó a la fama el mes pasado en el concurso Miss USA cuando expresó su parecer con respecto al matrimonio homosexual y alegó que su respuesta le había costado su corona.

Tras el concurso, se reunió con la Organización Nacional por el Matrimonio y habló en un evento del grupo que se opone a los matrimonios del mismo sexo.

Posteriormente salieron a la luz fotos en toples de Prejean y se reveló que el concurso de belleza le ayudó a pagar los implantes en sus senos.

El dueño del concurso Miss USA, el magnate Donald Trump, alabó a Prejean por su belleza y mantener su opinión, y juzgó que las imágenes en toples son aceptables como para que continúe con su reinado.

"Si su belleza no fuera tan grande, a nadie le hubiera importado realmente", explicó Trump.

El título Miss California de Prejean no estuvo en duda por sus comentarios, sino debido a que estaba operando de forma independiente de los organizadores y no había podido revelar sus fotografías en toples.

Prejean sostiene que las imágenes fueron tomadas para postular a agencias de modelaje y no para ser publicadas.

"Creo que nadie debiese ser callado si es que habla desde el corazón. Soy una modelo. Soy una cristiana", dijo Prejean, agregando que perdona a todos aquellos que la atacaron por su postura contra el matrimonio homosexual.

(Editado en español por Ricardo Figueroa)

 
<p>El due&ntilde;o del concurso Miss USA, el magnate Donald Trump, junto a Miss California USA, Carrie Prejean, tras el anuncio de que puede conservar su corona, Nueva York, 12 mayo 2009. La emocionada Miss California Carrie Prejean mantuvo el martes su corona y reiter&oacute; su oposici&oacute;n al matrimonio homosexual y defendi&oacute; el haber posado en fotograf&iacute;as en toples. REUTERS/Lucas Jackson</p>