Pocas estrellas en Cannes, las películas son las que brillan

lunes 18 de mayo de 2009 16:49 GYT
 

Por Mike Collett-White

CANNES, Francia (Reuters) - Con pocas estrellas entre los asistentes, fiestas menos extravagantes y una escasez de maniobras publicitarias de las celebridades, la actual edición del Festival de Cine de Cannes ha mostrado que no es ajena a la crisis económica mundial.

Pero la falta de glamour es vista por muchos como una bendición oculta, ya que permite que los miles de reporteros, ejecutivos y aspirantes a Hollywood en el centro turístico de la Costa Azul se concentren en las películas, y no en las distracciones que ocurren lejos de la pantalla grande.

Las reacciones a las 20 películas de la sección oficial del festival han sido bastante positivas en el certamen que el lunes llegó a su mitad.

Un drama carcelario francés, la obra de Jane Campion sobre el poeta John Keats y la película de Ken Loach protagonizada por la estrella de fútbol Eric Cantona despuntan como los primeros favoritos para alzarse con la codiciada Palma de Oro.

Y mientras el ambiente permanece calmo en la Croisette, lugar donde se concentra la vida nocturna de Cannes, el director danés Lars von Trier encendió el certamen con una película que impactó y ofendió a la mayoría de los espectadores.

"Antichrist", un filme de terror violento y cargado de explícitas escenas sexuales protagonizado por Willem Dafoe y Charlotte Gainsbourg como una pareja que está de luto, ha provocado el tipo de controversia que los organizadores de Cannes prefieren.

"Hasta el momento, ha sido un buen Cannes en general", dijo el crítico de cine y escritor Mark Cousins, quien defendió a Von Trier por crear una película que él describió como novedosa y sorprendente.

La decisión de Hollywood de recortar sus gastos este año en Cannes coincidió con la falta de grandes estrellas sobre la alfombra roja.   Continuación...

 
<p>La modelo holandesa Doutzen Kroes a su llegada al estreno de "Looking For Eric" en el Festival de Cine de Cannes, Francia, 18 mayo 2009. Con pocas estrellas entre los asistentes, fiestas menos extravagantes y una escasez de maniobras publicitarias de las celebridades, la actual edici&oacute;n del Festival de Cine de Cannes ha mostrado que no es ajena a la crisis econ&oacute;mica mundial. REUTERS/Jean-Paul Pelissier</p>