Exhibición Bacon en Nueva York retrata brutalidad humana

lunes 18 de mayo de 2009 18:41 GYT
 

Por Nick Olivari

NUEVA YORK (Reuters) - Una retrospectiva de Francis Bacon que se presentará el miércoles en el Museo Metropolitano de Nueva York no es para corazones débiles.

El pintor británico autodidacta (1909-1992), quien negó la existencia de Dios, retrata la brutalidad de la humanidad en temas que muestran a sumos pontífices o a un niño paralítico en cuatro patas.

Sus imágenes ilustran que sin un Dios, los humanos están sujetos a las mismas necesidades de violencia, lujuria y miedo que cualquier otro animal.

"Su gran atractivo es una fascinación mórbida con la expresión de la violencia en la naturaleza humana", dijo Gary Tinterow, curador principal de "Francis Bacon: A Centenary Retrospective", que es la mayor exhibición dedicada al artista en dos décadas en Nueva York e incluye obras de toda su carrera.

Bacon, un existencialista, veía al hombre como un "accidente de la evolución", explicó Tinterow, agregando que artistas contemporáneos votan consistentemente a Bacon como una de las grandes influencias de nuestros tiempos.

Pese a que partió sin rumbo fijo, Bacon encontró su voz al término de la Segunda Guerra Mundial y alcanzó la fama durante los siguientes 45 años.

Con una predilección por las imágenes que causan conmoción, el arte de Bacon estuvo dominado por emotivas representaciones del cuerpo humano.

Bacon pintaba cabezas con las bocas gruñendo, imágenes de hombres patéticos y solos, y una figura humana representada como bestial, conjurando los demonios con los que quizás vivió el artista.   Continuación...

 
<p>"Study after Velazquez" del pintor Francis Bacon en el museo Tate de Londres, 9 sep 2008. Una retrospectiva de Francis Bacon que se presentar&aacute; el mi&eacute;rcoles en el Museo Metropolitano de Nueva York no es para corazones d&eacute;biles. REUTERS/Suzanne Plunkett</p>