Tradición realista del cine aún prospera en Cannes

martes 19 de mayo de 2009 14:35 GYT
 

Por James Mackenzie

CANNES, Francia (Reuters) - Un hombre joven enseña música a un grupo de niños iraníes, un niño aborigen del centro de Australia inhala pegamento, un grupo de soldados fuma hasta que llega un bus cargado con prisioneros que deben ser ejecutados.

Junto con el glamour de la alfombra roja y la experimentación vanguardista, el cine del realismo social guarda un lugar especial en el Festival de Cine de Cannes desde que el clásico neorrealista de Roberto Rossellini, "Roma, ciudad abierta", fue proyectada en 1946.

Numerosos filmes de este año mantienen la tradición y representan una mirada incansable del mundo contemporáneo.

"No one Knows about Persian Cats" del director iraní Bahman Ghobadi es uno de los trabajos más comentados de la competencia "Un Certain Regard".

Descrito como un "documental de ficción", la película examina la escena musical clandestina para ilustrar algunas de las extensas restricciones de la sociedad contemporánea iraní.

"El movimiento musical es un tema enorme y a la vez, la música es prohibida en Irán; particularmente las mujeres cantantes", dijo Ghobadi a Reuters.

"Me gusta la música, y me gusta la música clandestina. Por eso lo hice. Quise entregar una imagen de lo que sucede en la música", agregó.

Ghobadi podría ser encarcelado por presentar el filme, pero ignoró cualquier temor acerca de la posible reacción de las autoridades de su país.   Continuación...

 
<p>El director iran&iacute;, Bahman Ghobadi, posa durante el Festival de Cine de Cannes, 15 mayo 2009. "No one Knows about Persian Cats" del director iran&iacute; Bahman Ghobadi es uno de los trabajos m&aacute;s comentados de la competencia "Un Certain Regard". Descrito como un "documental de ficci&oacute;n", la pel&iacute;cula examina la escena musical clandestina para ilustrar algunas de las extensas restricciones de la sociedad contempor&aacute;nea iran&iacute;. REUTERS/Jean-Paul Pelissier</p>