Afganos de cuerpos tonificados compiten para ser Mr. Afganistán

martes 2 de junio de 2009 13:40 GYT
 

Por Golnar Motevalli

KABUL (Reuters) - Dentro de una pequeña, oscura y húmeda sala de cine en el corazón de la capital afgana, una audiencia repleta de hombres grita y chifla mientras musculosas figuras bronceadas flexionan sus bíceps con la esperanza de ser coronadas Mr. Afganistán.

Las paredes del desmoronado teatro Park Cinema, en el distrito de Shar-e-Now de Kabul, están cubiertas con afiches de películas de Bollywood, algunos despegados desde sus bordes debido al calor.

"Yo solía ejercitarme bajo (el Gobierno de) los talibanes, pero habían muy pocos clubes donde podía ir en ese entonces", dijo Rahmatullah, de 33 años, mientras sostenía la copa de oro que ganó en la competencia de la categoría de peso pesado de 90 kilos.

Similares a las estatuas recubiertas de cobre con sus calzoncillos diminutos y muy ajustados, los competidores mostraron sus músculos laboriosamente tonificados, contrayendo sus traseros, espaldas, piernas y estómagos.

"La televisión solamente muestra a los hombres desde la cintura hacia arriba y dice de qué provincias son, pero no los nombran", dijo Mohammad Reza, quien entrenó a uno de los finalistas.

Reza se encontraba más preocupado por el uso de esteroides y hormonas sintéticas de parte de algunos de los competidores.

"Sus esposas se preocupan por su salud, algunos tienen problemas para tener hijos", dijo Reza, agregando que las drogas están disponibles "en todos lados".

Sin embargo, ninguno de los concursantes entrevistados por Reuters admitió su consumo de fármacos que mejoran el rendimiento físico.   Continuación...

 
<p>Hombres afganos posan durante la competencia nacional de fisiculturismo en un teatro en Kabul, 2 jun 2009. A la izquierda, Shukrullah Shakili, ganador de Mr. Afganist&aacute;n 2009. Dentro de una peque&ntilde;a, oscura y h&uacute;meda sala de cine en el coraz&oacute;n de la capital afgana, una audiencia repleta de hombres grita y chifla mientras musculosas figuras bronceadas flexionan sus b&iacute;ceps con la esperanza de ser coronadas Mr. Afganist&aacute;n. REUTERS/Omar Sobhani</p>