Museo español Thyssen rinde homenaje al Matisse menos conocido

lunes 8 de junio de 2009 14:04 GYT
 

Por Emma Pinedo

MADRID (Reuters) - El museo Thyssen-Bornemisza rinde homenaje a partir del martes al pintor francés Henri Matisse con una exposición sobre la parte central de su obra, entre 1917 y 1941, un período menos admirado por los críticos que los responsables de la pinacoteca madrileña quieren reivindicar.

"Cuando encargué el proyecto creí necesario vindicar al Matisse maduro. Ha sido un periodo injustamente despreciado por la crítica vanguardista hasta finales del siglo XX", declaró el director artístico del museo, Guillermo Solana.

Dejando atrás el radicalismo anterior, Matisse se decantó en esa época por un formato más íntimo y próximo al espectador, en el que destacan los interiores, los paisajes desde el interior (a través de una ventana, por ejemplo), las odaliscas o la decoración exuberante.

"Es un pintor con pleno dominio de sus recursos, consagrado y no necesita demostrar nada. Se dedica a pintar por el placer de pintar y por el placer de los que van a admirarlo", agregó el lunes Solana en la rueda de prensa de presentación de la exposición.

Con 74 pinturas, esculturas y dibujos, la exhibición es una de las más completas que se ha realizado sobre Matisse en España.

El conservador de la exposición, Tomàs Llorens, destacó que la obra de Matisse en esa época era un "lujo necesario" para los sentidos, algo impensable en el siglo de la racionalidad y la eficiencia económica.

"Afirmar la necesidad de ese lujo en plena Segunda Guerra Mundial es un poco lo que da sentido a la obra de Matisse y esta exposición", declaró Llorens.

El evento, que se realizará hasta el 20 de septiembre en el museo Thyssen, recoge los cuadros realizados en una primera etapa en Niza, donde predominan los interiores en los que las ventanas juegan un papel dominante.

En una segunda sala destacan balcones, paisajes y jardines y después el espectador podrá contemplar naturalezas muertas, obras centradas en la figura humana y desnudos.

(Por Emma Pinedo en la redacción de Madrid)