"Hacker" británico, demasiado enfermo para juicio EEUU: defensa

martes 9 de junio de 2009 10:57 GYT
 

LONDRES (Reuters) - Un experto británico en computación buscado por Estados Unidos por "la mayor incursión informática ilegal militar de todos los tiempos" comenzará el martes su intento final por evitar la extradición al país norteamericano.

Los abogados de Gary McKinnon, de 43 años, alegarán ante la Alta Corte que el acusado está demasiado enfermo para ser enviado a Estados Unidos a juicio ya que tiene el síndrome de Asperger, una forma de autismo.

Los fiscales estadounidenses acusan a McKinnon de causar 700.000 dólares en daños y de cerrar toda la red de más de 2.000 computadores del Ejército de Estados Unidos en Washington durante 24 horas.

En el momento de presentar la acusación, Paul McNulty, fiscal del Distrito Este de Virginia de Estados Unidos, dijo: "McKinnon está acusado de la mayor intervención informática militar de todos los tiempos".

McKinnon dijo que estaba buscando pruebas de vida alienígena cuando se adentró repetidamente en redes del Pentágono y la NASA desde el computador de su casa en Londres en el 2001 y el 2002.

Está previsto que la vista acabe el miércoles, aunque los jueces pueden esperar a dar su veredicto algunas semanas, dijo Karen Todner, ayudante del abogado de McKinnon, a Reuters.

Desde que fue arrestado en el 2002, McKinnon ha perdido una y otra vez sus intentos legales por evitar la extradición. El quiere que se le juzgue en Londres, donde espera una sentencia menos severa si es condenado.

Un tribunal de Estados Unidos podría condenarlo a una pena de prisión de hasta 70 años.

Tanto el Tribunal Europeo de Derechos Humanos como el máximo tribunal británico, la Cámara de los Lores, han aprobado su extradición.

La campaña de McKinnon ha conseguido el respaldo de algunos famosos, incluidos los cantantes Sting, David Gilmour de Pink Floyd.

(Reporte de Peter Griffiths; Traducido en la Redacción de Madrid)

 
<p>Foto de archivo del hacker brit&aacute;nico Gary McKinnon luego de participar en una conferencia de prensa en Londres, 15 ene 2009. Un experto brit&aacute;nico en computaci&oacute;n buscado por Estados Unidos por "la mayor incursi&oacute;n inform&aacute;tica ilegal militar de todos los tiempos" comenzar&aacute; el martes su intento final por evitar la extradici&oacute;n al pa&iacute;s norteamericano. REUTERS/Toby Melville/Archivo</p>