El Museo Hermitage de Rusia abrirá sede en Amsterdam

jueves 18 de junio de 2009 18:47 GYT
 

Por Gilbert Kreijger

AMSTERDAM (Reuters) - Cuadros de los zares rusos y batas decoradas con oro serán exhibidas el viernes en la nueva rama holandesa del Hermitage, parte de una apuesta por subrayar los vínculos entre ambos países y fomentar el interés por el museo original.

La nueva sede, una antigua casa de reposo transformada en museo, está ubicada junto al río Amstel en el centro de Amsterdam, donde mostrará arte del Museo Estatal Hermitage de San Petersburgo.

"El zar Pedro el Grande estaría feliz con este museo. Todo comenzó con el zar Pedro", señaló el director del Hermitage, Mikhail Piotrovsky, durante una conferencia de prensa.

Pedro el Grande, quien gobernó Rusia entre 1672 y 1725, visitó Amsterdam en 1696 y tomó los canales de la ciudad como una inspiración para la urbe que lleva su nombre, San Petersburgo. Pedro comenzó la tradición zarista de coleccionar arte.

El zar vio a Holanda, que quiere convertirse en un nodo gasífero para Europa, como la nación europea más avanzada en términos de cultura y tecnología, añadió Piotrovsky.

Las pinturas de la zarina Catalina y su familia, vestidos reales, y porcelanas están a la muestra en el edificio, que corresponde a menos de un décimo del tamaño del Hermitage original.

Beatriz, la reina de Holanda y cuyos ancestros se remontan a la hermana del zar Alejandro I, inaugurará el museo el viernes junto al presidente de Rusia, Dmitry Medvedev.

La pintura del edificio todavía se estaba secando el jueves y los trabajadores se encontraban colocando las últimas piedras del museo, el que fue renovado por cerca de 40 millones de euros (55,82 millones de dólares).   Continuación...

 
<p>Mimebros de la prensa asisten a la muestra "En la corte rusa" en el Museo Hermitage de Amsterdam, 18 jun 2009. Cuadros de los zares rusos y batas decoradas con oro ser&aacute;n exhibidas el viernes en la nueva rama holandesa del Hermitage, parte de una apuesta por subrayar los v&iacute;nculos entre ambos pa&iacute;ses y fomentar el inter&eacute;s por el museo original. REUTERS/Toussaint Kluiters/United Photos</p>