¿Eres infiel? Mejor no uses el celular

miércoles 24 de junio de 2009 08:23 GYT
 

SIDNEY, Australia (Reuters) - ¿Estás engañando a tu pareja con un amante?

Mejor mantén el asunto lejos de las nuevas tecnologías, ya que una encuesta en Australia ha determinado que un 25 por ciento de los usuarios de móviles descubrió que su pareja o la de alguien que conocía estaba siendo infiel gracias a los mensajes de texto.

El sondeo, elaborado por la compañía telefónica Telstra, también mostró que uno de cada cinco envió un mensaje dirigido a su pareja o su amante a otra persona por error.

El "Informe sobre el estado de la nación", que consultó a más de 1.200 usuarios de telefonía móvil en mayo, reveló que los australianos son adictos a los mensajes de texto: el 30 por ciento dijo que son su método preferido de comunicación.

"Los mensajes de texto se han convertido en una parte indispensable de nuestras vidas diarias", declaró Glenice Maclellan, director ejecutivo de consumo de Telstra, en un comunicado en el que añadió que la tendencia creciente al uso de los SMS podría estar causando problemas en los romances.

"Este es un interesante reflejo de las tendencias más amplias de estilo de vida de los australianos", dijo el investigador social Mark McCrindle en el comunicado que iba con el informe.

"El hecho de que una de cada tres personas prefiera los mensajes a otras formas de comunicación muestra el encaje natural de esta tecnología en nuestros estilos de vida, cada vez más ocupados y con menos tiempo", agregó.

Según el sondeo, cuatro de cada 10 usuarios de celulares envían hasta siete mensajes al día, la mayoría a familiares y amigos. Sobre todo las mujeres valoran los móviles, porque les permite mantener el contacto con sus seres queridos.

Y los australianos no vacilan a la hora de decidir el contenido de los mensajes, ya que uno de cada cuatro anuncia un nacimiento por esta vía, y casi uno de cada cinco para contar que ha conseguido un trabajo.

Además, el 15 por ciento admitió que enviaría un SMS en un funeral, boda o bautizmo, mientras que el 14 por ciento indicó que lo ha hecho en misa.

(Reporte de Pauline Askin; traducido por Redacción Madrid, editado por Hernán García)