Contemplar ballenas es más lucrativo que cazarlas

miércoles 24 de junio de 2009 12:55 GYT
 

FUNCHAL, Portugal (Reuters) - Los países balleneros deberían considerar poner fin a la caza de estos cetáceos ya que su contemplación es más lucrativa, dijo el miércoles el grupo ecologista Fundación Internacional para el Bienestar Animal (IFAW, por sus siglas en inglés).

En una entrevista con Reuters, el director de IFAW, Patrick Ramage, dijo que la industria mundial de avistamiento de ballenas había logrado ingresos de 2.100 millones de dólares en el 2008, superando los beneficios económicos de la caza que obtienen Japón, Islandia y Noruega.

El avistamiento de ballenas comenzó a finales de los años 50 "en una embarcación de pesca muy pequeña en la costa de California" y desde entonces no ha hecho más que crecer, dijo Ramage.

"Parte del crecimiento es porque es una industria en desarrollo y relativamente nueva y la expansión de toda la industria del ecoturismo tiene mucho que ver con ello", apuntó.

La industria del avistamiento de cetáceos ha crecido tanto que los ecologistas la presentaron en su reunión anual de la Comisión Internacional Ballenera (CIB) en Portugal esta semana como un argumento para que los países balleneros terminen con sus capturas, especialmente en un momento de ralentización económica.

"Por un lado tienes una industria de contemplar ballenas tremendamente próspera que da ingresos a un amplio sector de la comunidad costera, y por otro está la industria ballenera muy financiada y corta de miras", dijo Ramage.

La moratoria para la pesca comercial de ballenas fue acordada en 1986, pero Japón continúa recurriendo a ella para investigación científica, mientras que Islandia y Noruega sigue arponeando para uso comercial.

Ramage dijo en un informe presentado ante la CIB que los ingresos de la industria de avistamiento se habían doblado con creces en una década.

Por el contrario, la caza comercial tiende a estar muy subvencionada por los contribuyentes y sería deficitaria si se retiraran los apoyos del estado, según el texto.

La industria del seguimiento de cetáceos ha creciendo una media del 3,7 por ciento al año, frente a un crecimiento global del turismo del 4,2 por ciento, añadió el texto. En el 2008, trece millones de personas participaron en avistamientos en 119 países.

(Reporte de Shrikesh Laxmidas; Traducido en la Redacción de Madrid)