Ardientes cartas de Edith Piaf son subastadas en París

jueves 25 de junio de 2009 13:50 GYT
 

Por Sophie Hardach

PARIS (Reuters) - Decenas de cartas amorosas de la cantante Edith Piaf dirigidas a un ciclista francés, en la que describe sus fantasías sexuales y promete dejar de tomar por él, alcanzaron el jueves los 55.000 euros (77.400 dólares) durante un remate en París.

Piaf, casi tan famosa por su múltiples romances y adicciones como por sus canciones, escribió las previamente desconocidas cartas al campeón de ciclismo Louis Gerardin en 1951 y 1952, donde le dedica su canción "Plus bleu que tes yeux".

La colección también incluye telegramas, apuntes e incluso una carta de la esposa de Gerardin, Bichette, para su marido, donde llama a Piaf un "pequeño monstruo".

"Cariño, quiero decirte que ningún otro hombre me ha acogido tanto como tu, y en verdad creo que estoy haciendo el amor por primera vez", escribió Piaf, quien murió de cáncer a los 47 años en 1963, en uno de sus mensajes.

En otras cartas, ella promete abandonar su alocado estilo de vida por Gerardin, su "señor mi maravilla", y que la convirtió en una mujer "dócil".

"Hice un juramento en una iglesia que si tu vienes no tocaré nunca más otro vaso con alcohol en mi vida", escribió la cantante en la serie de epístolas que terminan con su matrimonio con otro hombre, el cantante Jacques Pills.

A comienzos de año, una carta, igual de ardiente, de Piaf para un actor griego, donde le dice "no dejes morir a mi corazón" se vendió por 1.500 euros en un remate en Grecia.

En sus escritos hacia Gerardin, la cantante mezcla su apasionado amor con el deseo sexual, elogiando los muslos y trasero del ciclista.   Continuación...

 
<p>Un telegrama, una carta y un listado de canciones de la cantante Edith Piaf en Atenas, 16 ene 2009. Decenas de cartas amorosas de la cantante Edith Piaf dirigidas a un ciclista franc&eacute;s, en la que describe sus fantas&iacute;as sexuales y promete dejar de tomar por &eacute;l, alcanzaron el jueves los 55.000 euros (77.400 d&oacute;lares) durante un remate en Par&iacute;s. REUTERS/Yiorgos Karahalis</p>