2 de julio de 2009 / 18:24 / hace 8 años

El Vaticano debería aprender de Galileo, dice un prelado

4 MIN. DE LECTURA

<p>Imagen de archivo de la vista general de la Bas&iacute;lica de San Pedro en el Vaticano, 12 oct 2008. La Iglesia Cat&oacute;lica no deber&iacute;a temer el progreso cient&iacute;fico y posiblemente cometer el mismo error que cuando conden&oacute; al astr&oacute;nomo Galileo en el siglo XVII, dijo el jueves un funcionario de alto rango del Vaticano en un raro ejemplo de autocr&iacute;tica. Galileo, que vivi&oacute; entre 1564 y 1642, fue condenado por la Inquisici&oacute;n en 1633 por asegurar que la Tierra giraba alrededor del Sol.Alessandro Bianchi/Archivo</p>

Por Philip Pullella

CIUDAD DEL VATICANO (Reuters) - La Iglesia Católica no debería temer el progreso científico y posiblemente cometer el mismo error que cuando condenó al astrónomo Galileo en el siglo XVII, dijo el jueves un funcionario de alto rango del Vaticano en un raro ejemplo de autocrítica.

Galileo, que vivió entre 1564 y 1642, fue condenado por la Inquisición en 1633 por asegurar que la Tierra giraba alrededor del Sol.

El Vaticano no limpió totalmente la reputación del conocido como el padre de la astronomía, hasta 1992, casi 360 años después de su muerte.

En una rueda de prensa en la que se presentaba un nuevo volumen de documentos en el caso Galileo, el monseñor Sergio Pagano, director de los archivos secretos del Vaticano, dijo que la Iglesia de hoy y los altos cargos del Vaticano pueden aprender de los errores del pasado y eliminar su falta de confianza hacia la ciencia.

"¿Puede esto enseñarnos algo hoy? Creo que ciertamente sí", dijo, en una rara muestra de autocrítica en el Vaticano.

"Deberíamos ser cuidadosos, cuando leemos las Sagradas Escrituras y tenemos que lidiar con cuestiones científicas, de no cometer el mismo error ahora como entonces:, indicó.

"Estoy pensando en células madre, estoy pensando en eugenesia, estoy pensando en investigación científica en estos campos. A veces tengo la impresión que son condenadas con las mismas ideas preconcebidas que usábamos con la teoría Copérnica", agregó.

La Inquisición, que perseguía a los herejes, condenó a Galileo por respaldar la teoría del astrónomo Nicolás Copérnico porque chocaba con lo que decía la Biblia de que la tierra estaba fija.

Pagano dijo que era necesario para los líderes de la Iglesia de hoy y los altos cargos del Vaticano que "estudien más, sean más prudentes, evalúen cosas", cuando lidien con los avances científicos.

El prelado dijo que mientras que los científicos no dan por sentado que pueden enseñar a la Iglesia sobre fe, la Iglesia no debería temer abordar asuntos científicos con "mucha humildad y discreción".

La Iglesia Católica, junto a otros grupos religiosos y defensores antiabortistas se oponen a la investigación con células madre embrionarias -que los científicos esperan que lleve a encontrar curas para enfermedades como el Alzheimer o el Parkinson - porque implica destruir embriones.

Pero la Iglesia apoya la investigación con células madre adultas, que ha realizado avances en los últimos años.

La relación entre religión y ciencia ha sido tensa y espinosa durante siglos.

Por ejemplo, las iglesias cristianas fueron durante mucho tiempo hostiles a la teoría de la evolución de Charles Darwin porque entraba en conflicto con el relato bíblico de que Dios creó el mundo en seis días.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below