7 de julio de 2009 / 13:05 / hace 8 años

Estrellas cantan en emotivo funeral de Jackson

6 MIN. DE LECTURA

<p>La cantante Janet Jackson en la ceremonia f&uacute;nebre de su hermano Michael Jackson en Los Angeles, 7 jul 2009. Un coro gospel cantando "We're going to see the king" dio inicio a una emotiva ceremonia f&uacute;nebre p&uacute;blica para Michael Jackson el martes, mientras el mundo musical y miles de admiradores despiden al cantante conocido como el Rey del Pop.Kevork Djansezian/Pool</p>

Por Bob Tourtellotte

LOS ANGELES (Reuters) - Mariah Carey, Stevie Wonder y Usher lideraron el martes una emotiva ceremonia fúnebre pública para Michael Jackson, mientras el mundo musical y miles de admiradores despedían al cantante conocido como el Rey del Pop.

Los hermanos de Jackson, cada uno usando un sólo guante con lentejuelas en homenaje a su reconocido atuendo, llevaron el ataúd decorado con oro al estadio del Staples Center en el centro de Los Angeles, donde el cantante ensayó el día anterior a su muerte para una anticipada gira de retorno.

Mariah Carey cantó el éxito de Jackson de 1970 "I'll Be There" y el cantante Smokey Robinson leyó tributos escritos por el ex presidente sudafricano Nelson Mandela y Diana Ross.

Pero fue el mismo Jackson quien surgía imponente sobre la las más de 18.000 personas del estadio, mostrado en antiguas imágenes de conciertos, videos musicales y publicaciones de prensa, cantando, bailando su conocido paso "moonwalk" y rodeado por multitudes de fanáticos.

"Entre más pienso sobre Michael, y hablo sobre Michael, más creo que 'Rey del Pop' no es lo suficientemente bueno", dijo el fundador de Motown Records, Berry Gordy, quien contrató a The Jackson 5 en 1968. "Creo que es simplemente el mayor artista que jamás vivió".

La repentina muerte de Jackson de un paro cardíaco en Los Angeles el 25 de junio, a la edad de 50 años, desató una oleada mundial de dolor y llevó a las ventas de sus principales discos a lo más alto de las listas musicales.

El presidente Barack Obama, durante una visita a Rusia, dijo que Jackson fue "uno de los mayores artistas de nuestra generación, quizás de cualquier generación", y añadió: "Creo que como Elvis (Presley), como (Frank) Sinatra, como The Beatles se convirtió en una parte central de nuestra cultura".

La ceremonia de dos horas del martes se enfocó en la carrera musical de 45 años de Jackson, su trabajo de caridad para grupos de ayuda a niños y su rol en abrir la principal corriente del pop y el mundo de las celebridades a los afroamericanos.

Gordy estuvo entre los pocos que se refirieron indirectamente al lado más oscuro de la vida de Jackson, el cual en los últimos 10 años había llegado a opacar su talento como artista y sus 13 premios Grammy.

"Aunque terminó su camino muy pronto, la vida de Michael fue hermosa. Claro que hubo algunos momentos tristes y quizás algunas decisiones cuestionables de su parte, pero Michael Jackson logró todo lo que soñó", afirmó Gordy.

"NADA EXTRAÑO" SOBRE PAPA

Jackson estaba en la víspera de un retorno luego de que su carrera colapsó pese a su exoneración en un humillante juicio del 2005 sobre cargos de abuso sexual a menores.

El líder de derechos civiles Al Sharpton, denunciando con molestia a los medios por enfocarse en los aspectos bizarros de la vida del artista, dijo que tenía un mensaje para los tres hijos de Jackson.

"No había nada extraño sobre su papi. Era extraño lo que su papi tuvo que soportar", dijo mientras era aclamado.

Los tres hijos de Jackson, Prince Michael, de 12 años; Paris, de 11; y Prince Michael II, de 7 años; aparecieron con la familia sobre el escenario al finalizar las actuaciones.

Paris, llorando, tomó el micrófono para decir: "Desde que nací mi papi ha sido el mejor padre que jamás podrías imaginarte y sólo quiero decir que lo amo tanto".

La voz del cantante de R&B Usher se rompió cuando cantaba "Gone Too Soon" mientras que la actriz Brooke Shields, quien brevemente salió con el cantante, recordó su risa como "la más dulce y pura de nadie que conozca".

La familia y los amigos más cercanos de Michael Jackson realizaron una ceremonia privada en un cementerio de Los Angeles el martes más temprano antes de inesperadamente llevar el cuerpo del cantante a la ceremonia fúnebre pública.

Admiradores miraban desde puentes mientras la procesión del funeral transitaba por autopistas liberadas del tránsito, en uno de los eventos más importantes que se ha visto en una ciudad acostumbrada a vivir con ciudadanos famosos.

La policía había estimado que más de 250.000 personas llenarían las veredas exteriores al estadio pero la ordenada concurrencia fue mucho menor a la esperada.

Muchos admiradores y trabajadores de la ciudad aparentemente se quedaron en sus hogares para ver la ceremonia que fue transmitida en vivo por las grandes cadenas de televisión o por internet.

La residente de Los Angeles Parisa Ebraihimi, de 28 años, dijo que había sido admiradora de Jackson desde los cinco años. "Para mí, sus pasos de baile y su música, todas sus canciones hablaban de un mundo mejor. El vivirá por siempre en las generaciones futuras", dijo.

La policía, seguridad, guardias y medidas de higiene necesarias para el evento se prevé que costarán casi 4 millones de dólares a la ciudad de Los Angeles, que atraviesa problemas monetarios debido a la recesión.

El ayuntamiento de la ciudad creó una página de internet el martes pidiendo a los admiradores que hagan donaciones para financiar los costos de la ceremonia.

Reporte adicional por Jill Serjeant y Alex Dobuzinskis; editado en español por Gabriela Donoso/Juana Casas

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below