4 de julio de 2009 / 17:00 / en 8 años

Filmes indios en Nueva York crean "Bollywood del Hudson"

Por Jui Chakravorty Das

NUEVA YORK (Reuters) - Millones de aficionados al cine en India reconocen los carteles de neón de Times Square tan rápidamente como el Taj Mahal, debido a la creciente popularidad de las películas de “Bollywood” filmadas en Estados Unidos, particularmente en Nueva York.

Por hacer cine en una de las ciudades más caras del mundo, los productores se arriesgan a sufrir grandes pérdidas pero pueden cosechar enormes ganancias al dirigirse a la fascinación por los mundos extranjeros que causa India.

A pesar de sus altos costos, Nueva York, más que cualquier ciudad fuera de India, ofrece un fácil acceso a recursos como extras indios, bailarines indios calificados y equipos indios de producción, según expertos en Bollywood, la industria que mueve 2.000 millones de dólares al año y es conocida por películas que incluyen elaboradas bandas sonoras, vestuario y escenografía.

La palabra Bollywood combina los nombres de la capital comercial y del cine en hindi de India, Bombay, ahora llamada Mumbai, y Hollywood, centro internacional de producción cinematográfica.

Tales películas han sido ocasionalmente rodadas en ciudades como Miami, Johannesburgo y Sidney, pero nueve importantes cintas de Bollywood han sido filmadas en Nueva York desde el 2003, ocho de ellas desde el 2006.

Ese número es significativo, dado que los guiones están basados en historias que, según los expertos, fácilmente podrían haber sido filmadas en casa.

De una de las más grandes productoras de India llegará este mes una película titulada “Nueva York”, que capitaliza la instantánea facilidad para reconocer a la ciudad, según dijo el director Kabir Khan.

“Una toma de Nueva York y sabes que se trata de Nueva York”, dijo el director.

Las producciones de Bollywood de gran presupuesto, que usan distintivas imágenes de fondo como el puente de Brooklyn o la Grand Central Terminal, cuestan entre 12 y 15 millones de dólares.

Esto es caro para los estándares indios, pero es sólo una fracción del costo de una película de Hollywood comercial, que a menudo ascienden a 100 millones de dólares.

Una película similar rodada en India costaría la mitad o menos que eso, dijo Atit Shah de Bollywood Hollywood Productions, con sede en Nueva Jersey, la cual suministra equipos, equipamiento, extras y acuerdos de proveedores para tomas de Bollywood situadas en Estados Unidos.

Uno de los primeros éxitos realizados en Nueva York, Kal Ho Naa Ho o “El mañana podría nunca llegar”, costó unos 7 millones de dólares, según su director Karan Johar, un pionero de los dramas de Bollywood que transcurren en Nueva York. La película generó unos 13 millones de dólares.

Kal Ho Naa Ho contaba con una interpretación en hindi del clásico de Roy Orbison de 1964 “Pretty Woman” filmada en el barrio neoyorquino de Queens, con docenas de indios locales como extras. El diverso barrio de Queens es hogar de más de 50.000 indios.

BUSCANDO BAILARINES CAUCASICOS

Las películas de Bollywood típicamente tienen media docena de canciones, y los realizadores buscan bailarines caucásicos en vez de indios para reforzar la escenografía foránea, dijo Pooja Narang, fundadora de la compañía de danza Bollywood Axion, con sede en Nueva York.

“Ellos usualmente piden bailarines blancos formados en una variedad de estilos, incluyendo el indio”, indicó.

Narang proporcionó bailarines para Kabhi Alvida Naa Kehna, o “Nunca digas adiós”, que incluía una secuencia disco en un club nocturno de Nueva York, y para Jaan-E-Mann, “Novio”, que incluyó la secuencia de una canción en las calles de Manhattan.

Kabhi Alvida Naa Kehna, también dirigida por Johar, costó 12 millones de dólares y recaudó unos 19 millones.

Aunque las películas anteriores de Bollywood filmadas en Nueva York podrían haber estado ambientadas en cualquier parte, las más recientes, como la de gran presupuesto de Johar que se estrenará este otoño boreal, incluye a la ciudad en sus historias.

“La tendencia ahora está evolucionando hacia filmar en Nueva York porque la ciudad es una parte integral del guión. No fue así con mis otras dos películas”, dijo.

La Comisionado Cinematográfica de la ciudad de Nueva York, Katherine Oliver, viajó a India en octubre para reunirse con miembros clave de la industria del cine y promocionar los beneficios de filmar en Nueva York.

“El éxito de películas como Kal Ho Naa Ho y Kabhi Alvida Naa Kehna (...) muestra que el público indio está dispuesto a ver la verdadera ciudad de Nueva York en pantalla”, comentó.

La mayoría de las estrellas y equipos de filmación de Bollywood se hospedan en el Radisson Lexington en Nueva York, un hotel administrado por Sam Bhadha. Tiene conexiones con la industria cinematográfica india por trabajar en el Taj Mahal Hotel en Bombay en la década de 1980.

“Conocí a los padres de estos actores y productores entonces. Los padres eran las celebridades. Estas personas eran solo niños”, señaló.

Reporte Adicional de Shilpa Jamkhandikar en Mumbai; Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below