Los turistas franceses, vistos como los peores del mundo: sondeo

jueves 9 de julio de 2009 16:47 GYT
 

PARIS (Reuters) - Los turistas franceses son los peores del mundo, dan la impresión de ser pésimos en lenguas extranjeras, tacaños y arrogantes, según un sondeo a 4.500 propietarios de hoteles a nivel mundial.

Los franceses terminaron en el último lugar en la encuesta realizada por la agencia de viajes de internet Expedia, en la que se indica que los veraneantes franceses no hablan las lenguas locales y son vistos como desconsiderados.

"Principalmente es el hecho de que hablan poco o nada de inglés cuando van al extranjero, y tampoco hablan la lengua local", dijo Timothee de Roux, director de mercadeo de Expedia, a la emisora de radio France Info.

Roux explico que el 90 por ciento de los franceses viajan por su país.

"Así que cuando van de vacaciones fuera pueden estar un poco nerviosos, no están acostumbrados a ciertas cosas, y esto puede llevarles a pedirlas de una manera que puede ser considerada algo arrogante", añadió.

Los turistas franceses también están catalogados como más tacaños que otras nacionalidades cuando viajan al extranjero.

De Roux dijo que los franceses, que no están acostumbrados a dejar grandes propinas en su país, donde el servicio está incluido en la cuenta de los restaurantes, pueden ser vistos como "tacaños" en comparación a otras nacionalidades.

Los japoneses ocuparon el primer lugar en el sondeo Mejor Turista, con los británicos y los alemanes elegidos los mejores entre los europeos.

Sin embargo, los turistas franceses recibieron una cierta consolación por su pobre papel en el sondeo al terminar en tercer lugar -después de italianos y británicos- por su forma de vestir cuando están de vacaciones.

(Reporte de Joseph Tandy; Traducido por la Redacción de Madrid)

 
<p>Foto de archivo de unos turistas escapando del calor en una de las fuentes cercanas a la torre Eiffel en Par&iacute;s, 19 jul 2006. Los turistas franceses son los peores del mundo, dan la impresi&oacute;n de ser p&eacute;simos en lenguas extranjeras, taca&ntilde;os y arrogantes, seg&uacute;n un sondeo a 4.500 propietarios de hoteles a nivel mundial. REUTERS/Benoit Tessier</p>