Avistan a hipopótamo perdido de narco Pablo Escobar en Colombia

jueves 9 de julio de 2009 14:15 GYT
 

BOGOTA (Reuters) - Un hipopótamo del fallecido narcotraficante colombiano Pablo Escobar, que había escapado hace tres años de un zoológico construido por el capo, fue avistado cerca del principal río del país, informó el jueves una revista local.

Prefiriendo las extensas y calurosas planicies del norte de Colombia, en vez de su lujoso sitio de cautiverio luego de que fueron importados desde Africa, dos hipopótamos desaparecieron en el 2006 de la antigua finca de Escobar.

Nadie los había visto desde entonces, convirtiéndose en una leyenda, hasta que el fotógrafo Julián Lineros y la periodista Diana Pachón encontraron a uno de los animales cerca del Río Magdalena, tras una larga búsqueda.

Se tomaron fotografías del hipopótamo en medio de una espesa vegetación a unos 100 kilómetros del antiguo zoológico de Escobar, y la historia de su búsqueda será publicada en una próxima edición de la revista DONJUAN.

Escobar, quien murió en una redada de la policía colombiana en 1993 en el techo de una vivienda en Medellín, pobló su zoológico con centenares de especies durante la década de 1980.

Muchos de los animales fueron entregados a las autoridades luego de la muerte del capo.

(Reporte de Hugh Bronstein, escrito por Javier Mozzo Peña; Editado por Patricia Avila)

 
<p>Imagen de archivo de hipop&oacute;tamos en un lago del rancho abandonado del fallecido narcotraficante colombiano Pablo Escobar, en Puerto Triunfo, 10 diciembre 2002. Un hipop&oacute;tamo del fallecido narcotraficante colombiano Pablo Escobar, que hab&iacute;a escapado hace tres a&ntilde;os de un zool&oacute;gico construido por el capo, fue avistado cerca del principal r&iacute;o del pa&iacute;s, inform&oacute; el jueves una revista local. Prefiriendo las extensas y calurosas planicies del norte de Colombia, en vez de su lujoso sitio de cautiverio luego de que fueron importados desde Africa, dos hipop&oacute;tamos desaparecieron en el 2006 de la antigua finca de Escobar. REUTERS/Archivo</p>