Moderna versión húngara del "Anillo" atrae a wagnerianos

domingo 12 de julio de 2009 11:57 GYT
 

Por Michael Roddy

BUDAPEST (Reuters) - La vida está llena de opciones, pero pocas son tan opuestas como éstas: en un día soleado, ¿preferiría dar una caminata a lo largo del río Danubio o sentarse cinco horas en un recinto oscuro escuchando a una corpulenta soprano cantar Wagner a todo pulmón?

Para Harald Blumauer, de 66 años, un ejecutivo retirado de Viena, y para decenas de miles de personas de todo el mundo cómo él, no es una decisión difícil: ellos elijen la ópera.

"Siempre es una nueva aventura", dijo Blumauer, quien ha visto 10 versiones del ciclo de cuatro óperas del compositor alemán Richard Wagner, además de innumerables óperas individuales, antes de sentarse a ver un nuevo ciclo del "Anillo" en una producción de Budapest.

"Has encontrado a un verdadero experto en Wagner", dijo amablemente su esposa Christa, al explicar la pasión de su esposo durante un intervalo en la Sala de Conciertos Bela Bartok de la capital húngara, junto al Danubio. "El va a la ópera a menudo, a veces a ver sólo un acto", agregó.

¿Por qué la gente recorre el mundo como Wotan, el personaje de Wagner que es un dios itinerante, en busca del "Anillo" perfecto?

Tal vez es similar a lo que lleva a turistas del "Código Da Vinci" a curiosear por iglesias y museos siguiendo las huellas de Robert Langdon, el profesor de simbología ficticio del novelista Dan Brown.

O quizás es como los fanáticos de Greatful Dead quienes, según cuentan, asistieron a cada concierto que la banda de San Francisco ofreció en su historia.

Para el director Adam Fischer, de 59 años, la fuerza que lo guía tras el "Anillo" de Budapest, es simplemente su gran drama y música, por lo que cada vez que se monta un nuevo espectáculo, el público asistirá desde todas partes.   Continuación...