ENTREVISTA-Arjona hace música para conquistarse a sí mismo

martes 14 de julio de 2009 18:15 GYT
 

Por Fabián Andrés Cambero

CARACAS (Reuters) - Halagos y críticas son vistas como un daño para el proceso creativo del cantautor guatemalteco Ricardo Arjona, quien prefiere conquistarse a sí mismo cuando compone temas para sus producciones musicales.

El artista, que inicia este mes su gira "Quinto Piso" por Estados Unidos, afirma que tras años de experiencia se ha acostumbrado a no dejarse influenciar ni busca seducir a quienes no gustan de su trabajo y prefiere dedicarse a pasarla bien cuando escribe o se sube a un escenario.

"No trato de conquistar a nadie, yo me conquisto a mi cuando hago canciones porque al que quiero que le gusten es a mi", confesó a Reuters en una entrevista telefónica.

"Es un proceso que suena pedante y prepotente, pero no es así porque es la manera más consecuente que tengo yo de establecer una relación sincera con el público", agregó.

Consideró que lo que define a un artista "para bien o para mal" es su trabajo y la libertad con la que lo ejecuta y las consecuencias ya no son un tema que corresponde ni al autor ni al cantante.

El intérprete, de 45 años, ha popularizado en Latinoamérica temas como "Señora de las cuatro décadas" y "Si el norte fuera el sur".

El guatemalteco mantiene la serenidad al admitir que pese a ser cantante tiene que cumplir muchos otros compromisos en la industria que no están vinculados a la interpretación.

"Uno se dedica a cantar pero a veces lo menos que hace es cantar, sino un montón de cosas extras que te llaman menos la atención pero las haces para que la gente te permita estar parado en un escenario", opinó.   Continuación...

 
<p>El cantante guatemalteco Ricardo Arjona durante su presentaci&oacute;n en el Club Palau SantJordi en Barcelona, Espa&ntilde;a, 24 abr 2009. Halagos y cr&iacute;ticas son vistas como un da&ntilde;o para el proceso creativo del cantautor guatemalteco Ricardo Arjona, quien prefiere conquistarse a s&iacute; mismo cuando compone temas para sus producciones musicales. REUTERS/Gustau Nacarino</p>