Cadena de TV Telesur de Chávez florece en golpe Honduras

martes 14 de julio de 2009 17:08 GYT
 

Por Frank Jack Daniel

CARACAS (Reuters) - La primicia fue dramática, una conversación en vivo con el derrocado presidente de Honduras, Manuel Zelaya, desde la cabina del avión que intentaba aterrizar en la pista donde se enfrentaban soldados y seguidores del líder en el aeropuerto de la capital.

La noticia fue una de la serie de exclusivas que llevaron a la cadena de noticias izquierdista latinoamericana Telesur a tener un papel vital durante el golpe contra Zelaya, desde su primera entrevista hasta la constante cobertura que ha abarcado desde protestas, declaraciones y recorridos por las calles.

Fundada cuatro años atrás por el presidente Hugo Chávez en Venezuela, Telesur surgió como alternativa a las cadenas estadounidenses y para contribuir con la meta del mandatario de unir a la región en su visión del "socialismo del siglo XXI".

Pero, ha recibido críticas de ser una herramienta de propaganda del líder antiestadounidense, mientras su imparcialidad fue cuestionada por su cobertura de la liberación de los rehenes de la guerrilla colombiana en el 2007.

Durante la crisis de la empobrecida nación centroamericana, de 7 millones de habitantes, el canal con sede en Caracas ha favorecido claramente a Zelaya, un aliado de Chávez, y a sus partidarios pese a que también ha reportado actos de apoyo a quienes lo depusieron.

El canal alcanzó el clímax al ceder la palestra a partidarios y aliados de Zelaya cuando los líderes del golpe censuraron a la prensa local y Telesur dio a sus competidores como CNN una dura batalla con reportes minuto a minuto.

"Felicito a Telesur, sigo felicitando a sus periodistas, a sus camarógrafos. Sin Telesur, si no existiera, buena parte del mundo no sabría la verdad verdadera de lo que está ocurriendo", dijo Chávez la semana pasada.

LECCIONES DEL PASADO   Continuación...

 
<p>Un partidario del expulsado presidente de Honduras Manuel Zelaya grita unos c&aacute;nticos afuera de la embajada de Estados Unidos en Tegucigalpa, 14 jul 2009. La primicia fue dram&aacute;tica, una conversaci&oacute;n en vivo con el derrocado presidente de Honduras, Manuel Zelaya, desde la cabina del avi&oacute;n que intentaba aterrizar en la pista donde se enfrentaban soldados y seguidores del l&iacute;der en el aeropuerto de la capital. REUTERS/Tomas Bravo</p>