Ex esposa de Michael Jackson demanda por reportes de custodia

viernes 17 de julio de 2009 01:20 GYT
 

LOS ANGELES (Reuters) - La ex esposa de Michael Jackson Debbie Rowe demandó el jueves por difamación a una mujer, tras reportes de prensa que sostenían que aceptaría millones de dólares a cambio de renunciar a los derechos de custodia de los dos hijos que tuvo con el difunto cantante.

En la demanda, que fue presentada en la Corte Superior de Los Angeles, Rowe sostiene que Rebecca White cometió difamación, invasión de privacidad y le provocó dolor intencionalmente.

White, que no pudo ser ubicada inmediatamente para obtener comentarios, dijo ser una "amiga cercana" de Rowe, indicó la demanda. Ambas mujeres se conocían.

La demanda sostiene que White fabricó correos electrónicos y otros mensajes que ella dijo recibió de parte de Rowe.

En un caso, White dijo a un medio no identificado que Rowe le envió un email en el que decía que no quería a los niños, pero que se vería mal si no luchaba por su custodia.

En realidad, de acuerdo a la demanda, Rowe y White nunca intercambiaron correos electrónicos respecto a Jackson, su familia o sus hijos. Además, la presentación judicial de Rowe sostiene que la mujer no ha enviado correos a White desde que Jackson falleció el mes pasado.

El abogado de Rowe no estuvo disponible para ofrecer comentarios. No quedó claro cuál es la indemnización que busca la demanda por concepto de daños.

Rowe tenía previsto asistir el lunes a una audiencia de custodia relacionada con los tres hijos de Jackson. La mujer es la madre de Prince Michael, de 12 años, y de Paris, 11 años.

Prince Michael II, de 7 años y conocido por el apodo de "Blanket", nació de una madre suplente desconocida. Rowe no fue mencionada en el testamento de Jackson, que nombró a su madre, Katherine Jackson, como custodia.

(Reporte de Dean Goodman; editado en español por Hernán García)

 
<p>Foto de archivo de la ex esposa de Michael Jackson Debbie Rowe en una corte del condado de Santa Barbara, California, abr 28 2005. REUTERS/Aaron Lambert/POOL</p>