La mujer más rica de Alemania, víctima de otro chantaje

viernes 17 de julio de 2009 13:06 GYT
 

Por Erik Kirschbaum

BERLIN (Reuters) - La policía arrestó a tres hombres sospechosos de intentar chantajear a Susanne Klatten, la mujer más rica de Alemania, con el argumento de que tenían un video secreto de su relación con un gigoló suizo, dijo el viernes la fiscalía.

El fiscal de Múnich Thomas Steinkraus-Koch informó que los arrestos se habían producido la semana pasada en la localidad de Duisburgo, en el norte del país, bajo sospecha de que los hombres intentaron extorsionar a la hereda del imperio BMW, pidiéndole 800.000 euros y un lujoso BMW SUV.

"Le enviaron una carta amenazándola con dar el video que supuestamente tenían a los medios italianos si no les entregaba 800.000 euros y un BMW", dijo Steinkraus-Koch a Reuters, añadiendo que Klatten remitió de inmediato la misiva a la policía.

"Damos por hecho que urdieron la historia del video. Al menos no hemos encontrado pruebas de que existiera tal video tras registrar sus domicilios y computadoras. No hay nada que sugiera que en algún momento estuvieron en posesión de un video sexual", añadió.

Un agente policial que se hizo pasar por conocido de Katten contactó con los tres varones de entre 33 y 46 años, entre ellos un alemán y un serbio. Establecieron contacto telefónico con los chantajistas y eso condujo a su arresto.

Klatten, miembro de la familia Quandt -principal accionista del fabricante de automóviles BMW-, cobró notoriedad el año pasado después de que su amante suizo grabara en secreto una relación íntima y luego pidiera decenas de millones de euros por no difundirlo.

Helg Sgarbi, ex agente inversor suizo, fue condenado a seis años de cárcel por un tribunal de Múnich después de que admitiera haber seducido a Klatten y otras tres mujeres ricas. Las persuadió para que le pagaran casi 10 millones de euros con varias excusas falsas.

Sgarbi, teniente del Ejército suizo, sedujo a Klatten, casada de 46 años y madre de tres hijos, en un centro de salud.   Continuación...