El director de "Antichrist" dice que la indignación le va bien

lunes 20 de julio de 2009 08:29 GYT
 

Por Mike Collett-White

LONDRES (Reuters) - Según el director danés Lars von Trier, la indignación que recibió en mayo su película "Antichrist" en el Festival de Cine de Cannes es música para sus oídos.

La cinta, protagonizada por Charlotte Gainsbourg y Willem Dafoe como una pareja que intenta superar la pérdida de su hijo, es una historia de terror psicológico que arrancó gruñidos, burlas y tan sólo unos pocos aplausos cuando se proyectó en el festival.

Las escenas explícitas de sexo y violencia, así como una automutilación sexual, sin olvidar un zorro parlante, hicieron de "Antichrist" una de las películas que más ha dado que hablar durante años en Cannes.

En la rueda de prensa se pidió con enfado al director que se justificara, y las primeras críticas coincidían en que la película era misógina, deliberadamente provocativa e insana.

Pero como suele ocurrir con un cineasta que ha despertado opiniones encontradas durante toda su carrera, no todo el mundo la odió. El periódico The Telegraph le dio a la oscura historia de muerte y odio a uno mismo una calificación máxima.

"Me siento muy bien sobre ello", dijo Von Trier a Reuters cuando se le preguntó por las reacciones negativas a su película.

"Si me hubiera preguntado antes cómo debería ser el recibimiento a una película, debería ser algo así", dijo en una entrevista telefónica sobre el dramático estreno en Reino Unido.

La película será estrenada el 24 de julio completa y sólo podrán verla mayores de 18 años.   Continuación...

 
<p>Imagen de archivo del director en una conferencia de prensa durante el Festival de Cine de Cannes, 18 mayo 2009. Seg&uacute;n el director dan&eacute;s Lars von Trier, la indignaci&oacute;n que recibi&oacute; en mayo su pel&iacute;cula "Antichrist" en el Festival de Cine de Cannes es m&uacute;sica para sus o&iacute;dos. La cinta, protagonizada por Charlotte Gainsbourg y Willem Dafoe como una pareja que intenta superar la p&eacute;rdida de su hijo, es una historia de terror psicol&oacute;gico que arranc&oacute; gru&ntilde;idos, burlas y tan s&oacute;lo unos pocos aplausos cuando se proyect&oacute; en el festival. REUTERS/Vincent Kessler/Archivo</p>