Rap en aymara, nuevo instrumento de lucha en Bolivia

sábado 25 de julio de 2009 09:30 GYT
 

Por Diego Oré

EL ALTO, Bolivia (Reuters) - No sólo con huelgas y bloqueos se protesta en Bolivia. A 4.100 metros sobre el nivel del mar, en la ciudad de El Alto, cientos de jóvenes escupen su descontento social a través de ácidas rimas que llevan un sello muy particular: la lengua aymara de sus padres y abuelos.

Esta aventura empezó en el 2000, cuando Abraham Bohórquez, ahora difunto, regresó de las favelas brasileñas hipnotizado por el rap que allí se hacía con una temática centrada en la pobreza, las drogas y la discriminación racial.

"Nos juntamos con Abraham y decidimos formar 'Ukamau y ké' que significa 'Así es y qué'", contó a Reuters Ronald Bautista, conocido como "Llajuas", en alusión a una típica salsa picante boliviana.

Inicialmente hacían pequeñas presentaciones para menos de 20 personas en el centro cultural Wayna Tambo pero, día tras día, su música fue conquistando cada vez más oídos en la combativa urbe, donde la mayor parte de la población es de origen aymara, como el presidente Evo Morales.

Fue en octubre del 2003 cuando sus letras lograron una mayor acogida y se volcaron a la temática social. Aquella vez, El Alto fue escenario de la "guerra del gas" que enfrentó a civiles y militares con el lamentable saldo de casi 70 muertos y la posterior renuncia y huída del país del presidente neoliberal Gonzalo Sánchez de Lozada.

"Tenemos letras sobre 'octubre negro', allí empezó todo", recordó Bautista. "Cantamos sobre cómo quisieron sacar el gas por Chile, sobre cómo peleamos entre hermanos. Nuestras letras son revolucionarias. Nosotros no protestamos con marchas, preferimos hacer música y llegar a la mayor cantidad de gente posible", aseguró.

Para llegar al casi millón de habitantes de esta pujante urbe que tiene como lengua materna el aymara, nació "wilamasis mayachtasiñani" (hermanos de sangre nos uniremos), la primera canción cuya letra está casi totalmente en aymara.

Luego vino el primer disco "Para la raza" donde el rap se mezcla con tarkas, zampoñas, quenas y otros instrumentos altiplánicos.   Continuación...

 
<p>Miembros de un grupo de rap en El Alto en las afueras de La Paz. Julio 14, 2009. No s&oacute;lo con huelgas y bloqueos se protesta en Bolivia. A 4.100 metros sobre el nivel del mar, en la ciudad de El Alto, cientos de j&oacute;venes escupen su descontento social a trav&eacute;s de &aacute;cidas rimas que llevan un sello muy particular: la lengua aymara de sus padres y abuelos.Fotograf&iacute;a tomada el 14 de julio de 2009. REUTERS/David Mercado (BOLIVIA RAP)</p>