Principal modelo japonesa "Ebi-chan" apunta a pasarela global

jueves 30 de julio de 2009 14:17 GYT
 

Por Alastair Himmer

TOKIO (Reuters) - La famosa modelo japonesa Yuri Ebihara ha dejado sus huellas en Asia, pero ahora quiere ganar un lugar sobre la pasarela internacional con las otras súpermodelos del mundo.

La mujer, de 29 años, decidió que es "demasiado sexy" para continuar en Japón y quiere compartir la alfombra roja con la farándula internacional en París, Nueva York y Milán.

"Ya lo he hecho todo en Japón", dijo Ebihara a Reuters en una entrevista, inmediatamente antes de cubrir su rostro con las manos avergonzada.

"Simplemente quiero decir que quiero trabajar con las personas más importantes del mundo", agregó.

Ebihara, popularmente conocida en Japón como "Ebi-chan" ('bebé camarón'), es la modelo de revistas y televisión más importante de su país, y su fuerte poder comercial es usado ampliamente en Japón y Asia para todo tipo de productos, desde cosméticos hasta cadenas de comida rápida.

"Hasta ahora ha sido bueno estar en la brigada de lo 'bonito y tierno' y ser exitosa. He experimentado todo ese boom", dijo antes de un desfile de moda en Tokio.

"Ahora quiero salir de lo usual y enfrentar el mayor desafío allá afuera. Es un mundo que no he probado todavía y quiero ver hasta dónde me lleva. Cumpliré 30 este año, así que quizá es la hora de trabajar a nivel internacional", dijo.

En Japón, Ebihara se ha convertido en una poderosa marca comercial. Cuando McDonalds usó su encanto para promocionar su 'ebi-burger' en el 2005, alrededor de 10 millones de comidas a base de camarón fueron vendidas en un período de cuatro semanas.   Continuación...

 
<p>La importante modelo japonesa Yuri Ebihara habla en una entrevista con Reuters en Tokio, 26 jul 2009. La famosa modelo japonesa Yuri Ebihara ha dejado sus huellas en Asia, pero ahora quiere ganar un lugar sobre la pasarela internacional con las otras s&uacute;permodelos del mundo. La mujer, de 29 a&ntilde;os, decidi&oacute; que es "demasiado sexy" para continuar en Jap&oacute;n y quiere compartir la alfombra roja con la far&aacute;ndula internacional en Par&iacute;s, Nueva York y Mil&aacute;n. REUTERS/Issei Kato</p>