Stasi temió por concierto de Michael Jackson en Berlín

jueves 30 de julio de 2009 18:58 GYT
 

Por Caroline Copley

BERLIN (Reuters) - La policía secreta comunista de Alemania del Este vio a Michael Jackson como una amenaza a la seguridad, temiendo que su concierto en 1988 cercano al muro de Berlín pudiera desatar protestas, revelaron el jueves nuevos descubrimientos en sus archivos.

En un período del aumento del descontento en Alemania del Este, la Stasi estaba preocupada de que los jóvenes pudiesen intentar sobrepasar las barreras de seguridad para escuchar el concierto al otro lado del muro que separaba a Belín oriental y occidental desde 1961.

"Estaban preocupados de que los jóvenes disidentes hicieran un llamado para la caída del muro", señaló a Reuters Steffen Mayer, un portavoz de la agencia de Gobierno encargada de revisar los archivos de la Stasi.

"Esto se vio como una potencial amenaza a la seguridad dada la cantidad de medios extranjeros que se encontraban presentes", agregó.

El muro de Berlín, que simbolizaba la división entre occidente y el mundo comunista cayó menos de un año después, en una era de cambios desatada por las reformas del entonces presidente soviético, Mikhail Gorbachev.

La Stasi tenía pensado transmitir el concierto con dos minutos de desfase en un estadio de Berlín oriental para mantener a la gente lejos del área. Una cinta de un antiguo concierto de Jackson estaba en espera en caso de surgir problemas.

Pero el plan nunca se llevó a cabo, indicó Maye. En su lugar, las autoridades dispersaron a la fuerza a cualquiera que intentó acercarse al muro el 19 de junio.

Un mes después del concierto del recientemente fallecido icono del pop frente a la puerta de Brandenburgo, en Berlín occidental, Bruce Springsteen tocó frente a 160.000 alemanes del este -el mayor concierto en la historia del país comunista.

Alemania del Este recibió a Springsteen como un "héroe de la clase trabajadora", pero a su vez el músico alimentó el generalizado descontento con las palabras: "vine a tocar rock 'n' roll para ustedes, berlineses del este, con la esperanza que un día se boten las barreras".

(Editado en español por Ricardo Figueroa)

 
<p>Foto de archivo de un homenaje en honor a Michael Jackson en la puerta de Brandenburgo en Berl&iacute;n, 26 jun 2009. La polic&iacute;a secreta comunista de Alemania del Este vio a Michael Jackson como una amenaza a la seguridad, temiendo que su concierto en 1988 cercano al muro de Berl&iacute;n pudiera desatar protestas, revelaron el jueves nuevos descubrimientos en sus archivos. REUTERS/Thomas Peter</p>