2 de agosto de 2009 / 14:34 / hace 8 años

Hemingway abandonó Cuba por presión EEUU: investigadora cubana

LA HABANA (Reuters) - El escritor estadounidense Ernest Hemingway hizo las maletas y abandonó apresuradamente Cuba tras la revolución de Fidel Castro por presiones del embajador de Washington en la isla, dijo el domingo la prensa cubana.

Según la directora del Museo Hemingway de La Habana, el Premio Nobel de Literatura simpatizaba con la revolución que llevó a Castro al poder en 1959.

"Según plantean la mayoría de sus biógrafos, la decisión de marcharse se debió a que se sintió frustrado ante el triunfo de la Revolución Cubana", dijo el diario oficial Juventud Rebelde.

"Sin embargo, la especialista Ada Rosa Alfonso Rosales, directora del Museo Ernest Hemingway, asegura que el entonces embajador de los Estados Unidos, Philip Wilson Bonsal, obligó al autor de El Viejo y el mar a abandonar la isla", añadió.

Hemingway vivió en Cuba durante más de 20 años y regresó a Estados Unidos el 25 de julio de 1960, un año y medio después de la revolución.

Según Rosales, Hemingway expresó su apoyo a la revolución cubana en declaraciones a la prensa estadounidense en 1959 y en 1960 dijo al diario soviético Pravda que el proceso cubano era "indestructible y fabuloso".

"Podrás imaginarte cómo debieron caerle esas palabras al Gobierno de EEUU", dijo la curadora del Museo Hemingway.

Su encuentro con Castro durante un torneo de pesca en mayo de 1960 fue, según Rosales, la "gota que colmó la copa" del Gobierno estadounidense.

La investigadora cubana dijo que las simpatías revolucionarias del escritor están documentadas en el libro "Running with the bulls: My Years with the Hemingways", de la ex secretaria del autor Valery Danby Smith.

Además, dentro de uno de los libros en su biblioteca de La Habana fue encontrado un brazalete del Movimiento 26 de Julio de Castro y bonos que demuestran que contribuía económicamente con el Partido Socialista Popular, embrión del Partido Comunista de Cuba, según Rosales.

Hemingway se suicidió en 1961 en medio de una depresión. Su pintoresca Finca Vigía, una mansión en las afueras de La Habana donde quedaron sus libros, manuscritos y trofeos de caza, fue convertida en un museo.

Reporte de Esteban Israel. Editado por Mario Naranjo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below