Chipriotas en busca de amor saquean tumba santo local

viernes 7 de agosto de 2009 11:10 GYT
 

NICOSIA (Reuters) - Los amantes despechados en Chipre han tomado tantas piedras de la tumba de San Agapitikos para usarla en pociones de amor que pronto no quedará nada.

El polvo de la tumba, que se encuentra en el cementerio de la iglesia del pueblo de Arodes, en el distrito de Paphos, ha sido usado por siglos por los despechados, que supuestamente deben colocarlo en el trago de quien es el objeto de su amor.

Pero en los últimos años, tantas personas han robado trozos de piedra que cerca de un cuarto de la tumba desapareció.

El alcalde de Arodes, Matthaios Stefanou, no está seguro si la vida de los chipriotas se está volviendo más problemática.

"Mucha gente ha dicho que funciona. En los últimos años, no sé que le ha sucedido a la gente, pero está llegando en masa a la tumba", comentó.

"El otro día residentes locales vieron a algunas personas visitando la tumba y estuvieron allí por mucho tiempo, al final se fueron con un gran trozo de piedra, ¡quizá incluso con medio kilo de ella!", sostuvo el alcalde.

El departamento de antigüedades de la isla fue llamado para ayudar con la situación.

"Lo único que podemos hacer es examinar el daño y tratar de prevenir mayores daños", dijo la directora Maria Hadjicosti.

Se cree que San Agapitikos -cuyo nombre significa "amante"- sirvió en el Ejército alemán de los cruzados antes de asentarse en la zona como un ermitaño.

"Son bienvenidos para ver la tumba, pero por favor, no se vayan con un trozo", indicó Stefanou.

(Reporte de Sarah Ktisti; editado en español por Patricia Avila)