Los berlineses, boquiabiertos con los campeones del cóctel

miércoles 12 de agosto de 2009 13:37 GYT
 

Por Caroline Copley

BERLIN (Reuters) - Camareros de todo el mundo encandilaron al público berlinés con prácticas impresionantes de malabares, agitación y batido de bebidas en un concurso para convertirse en el 35 campeón mundial de cócteles.

Más de 800 concursantes de 52 países diferentes competían en dos categorías: "clásicos", en la que camareros trajeados buscaban deleitar las papilas gustativas de los jueces, y de "estilo", donde los concursantes hacían mezclas al ritmo de la música que dejaban con la boca abierta.

Vestido con un sombrero de fieltro, Gianluigi Bosco, italiano residente en Reino Unido, se llevó la corona de la categoría "estilo" con su cóctel "Absolutely Rocking", una mezcla de vodka, zumo de manzana, puré de mango y vainilla, adornado con manzana, grosella y un poco de lima.

"No puedo creer que sea el campeón", comentó Bosco a Reuters, radiante ante los fotógrafos y envuelto en la bandera británica.

"Sabía que tenía un buen cóctel, pero cuando llegué pensé que sería suficiente con llegar a la final", añadió.

El eslovaco Vladimir Banak ganó la categoría de "clásicos" con "Sweet Road", una mezcla de vodka de frambuesa, grosella negra, licor de frutas, vainilla, nata y polvo de cacao.

El público alemán atravesó momentos de preocupación cuando el ex bicampeón nacional Levent Yilmaz se lesionó un hombro mientras preparaba un cóctel.

Pero Yilmaz recibió una inyección en el brazo y regresó al escenario, donde fue aclamado por el público mientras con una mano tras su espalda hacía rotar botellas y además balanceaba una coctelera en la punta de su nariz.

La competición es cada vez más popular y tres países más optarán al premio más alto en Singapur en 2010, dijo Derrick Lee, presidente de la Asociación Internacional de Camareros, que organizó la competición.

(Traducido por la Redacción de Madrid)

 
<p>El alem&aacute;n Levent Yilmaz hace malabares mientras prepara un c&oacute;ctel durante la final del Campeonato Mundial de C&oacute;cteles en Berl&iacute;n, 11 ago 2009. Camareros de todo el mundo encandilaron al p&uacute;blico berlin&eacute;s con pr&aacute;cticas impresionantes de malabares, agitaci&oacute;n y batido de bebidas en un concurso para convertirse en el 35 campe&oacute;n mundial de c&oacute;cteles. REUTERS/Thomas Peter</p>