Holandeses viajan a Sidney, pero aterrizan en Canadá

viernes 14 de agosto de 2009 11:12 GYT
 

SIDNEY (Reuters) - Un holandés y su nieto abordaron un vuelo a Sidney con la esperanza de visitar a la soleada Australia, pero terminaron en un Sidney bastante más frío, en Nueva Escocia, Canadá.

Joannes Rutten, de 71 años, y su nieto de 15 años Nick, reservaron un viaje a través de una agencia holandesa para visitar a familiares que residen en las localidades australianas de Wollongong y Tallong, al sur de Sidney, según el diario local Illawarra Mercury.

El hombre y su nieto partieron el sábado desde el aeropuerto Schiphol de Amsterdam en un vuelo de Air Canada.

Pero en vez de aterrizar con una vista del puerto y la ópera de Sidney, su viaje terminó en Sidney de la isla Cabo Bretón, en la costa noreste de Canadá, a más de 17.000 kilómetros de su destino previsto.

Air Canada organizó alojamiento para los viajeros en el antiguo pueblo minero canadiense, que posee un alto nivel de desempleo y alrededor de 26.000 habitantes, antes de enviarlos a la ciudad australiana, lugar de soleadas playas y una población de 4 millones de personas.

Finalmente arribaron en Australia el miércoles.

"Creo que fue una gran aventura para el niño de 15 años. No son viajeros con experiencia. Joannes se encontraba absolutamente agotado cuando llegó", dijo al diario la prima de Rutten, Yvonne Wallace, de Wollongong.

Clare MacDougall, quien trabaja para Air Canada, estuvo en el aeropuerto de Sidney (Nueva Escocia) para esperar el avión.

"Cuando la puerta se abrió, la azafata dijo: 'No lo vas a creer, pero tenemos a dos personas que pensaron que viajaban a Sidney, Australia'", comentó la mujer al diario Cape Breton Post.   Continuación...

 
<p>Imagen de archivo en que un hombre descansa mientras mira hacia la famosa playa australiana Bondi, en la ciudad de Sidney, 17 dic 2008. Un holand&eacute;s y su nieto abordaron un vuelo a Sidney con la esperanza de visitar a la soleada Australia, pero terminaron en un Sidney bastante m&aacute;s fr&iacute;o, en Nueva Escocia, Canad&aacute;. Joannes Rutten, de 71 a&ntilde;os, y su nieto de 15 a&ntilde;os Nick, reservaron un viaje a trav&eacute;s de una agencia holandesa para visitar a familiares que residen en las localidades australianas de Wollongong y Tallong, al sur de Sidney, seg&uacute;n el diario local Illawarra Mercury. REUTERS/Tim Wimborne/Archivo</p>