Hallan muerto en Canadá a sospechoso en homicidio de modelo EEUU

lunes 24 de agosto de 2009 14:03 GYT
 

VANCOUVER, Canadá (Reuters) - El participante de un reality show buscado por el brutal asesinato en California de su ex esposa y modelo fue encontrado muerto en un motel cerca de Vancouver, dijo el domingo la policía canadiense.

Ryan Jenkins, un canadiense que era objeto de una cacería humana en Estados Unidos y Canadá, aparentemente se quitó la vida mientras se ocultaba en un motel de la localidad de Hope, Columbia Británica, de acuerdo a la Policía Montada de Canadá.

Medios locales dijeron que Jenkins se ahorcó, pero la policía canadiense se negó a confirmar detalles sobre su muerte luego de encontrar el domingo su cadáver en un cuarto del motel.

Las autoridades de California habían acusado a Jenkins, de 32 años, del asesinato de Jasmine Fiore, cuyo cuerpo mutilado fue encontrado en una maleta dentro de un basurero hace poco más de una semana en la localidad de Buena Park, cerca de Los Angeles.

La policía dijo que el cadáver no tenía dedos ni dientes para dificultar la identificación de su cuerpo, pero los investigadores pudieron determinar que se trataba de Fiore usando el número de serie de sus implantes de pecho.

Jenkins apareció en el programa de televisión "Megan Wants A Millionaire" del canal VH1, que se estrenó en marzo luego de completar su producción. La exhibición del programa fue suspendida debido a la muerte de Fiore.

Jenkins, oriundo de Calgary (Alberta), era uno de los 17 hombres descritos como millonarios que competían por el amor de la ex modelo de Playboy Megan Hauserman. Al ser presentado en el programa, dijo que tenía una fortuna de 2,5 millones de dólares.

El hombre se había casado en marzo con Fiore, de 28 años, en Las Vegas, pero el matrimonio fue anulado. Ella se había mudado hace poco a Los Angeles y trabajaba como modelo en publicidad y para Playboy como coordinadora de sus eventos "Girls of Golf".

El cuerpo de Jenkins fue encontrado sólo horas después de que la policía canadiense confirmó que creían que él había entrado al país cerca de Vancouver, usando una embarcación que poseía en el estado de Washington para escapar de las autoridades estadounidense.

(Reporte de Allan Dowd; editado en español por Hernán García)