No habrá musulmanes en recital de Black Eyed Peas en Malasia

jueves 27 de agosto de 2009 01:54 GYT
 

KUALA LUMPUR (Reuters) - A los musulmanes de Malasia se les ha prohibido asistir al recital del grupo estadounidense de hip hop Black Eyed Peas, patrocinado por Guinness, que es propiedad de Diageo, el mayor grupo de venta de alcohol del mundo.

La medida se conoce después de que una corte islámica de Malasia sentenció a una mujer musulmana de 32 años a ser azotada, luego de que fue sorprendida bebiendo cerveza en un hotel, en momentos en que un partido islámico de oposición busca prohibir la venta de cerveza.

El sitio en internet del concierto, parte de las celebraciones del aniversario 250 de Guinness, pregunta a los internautas "¿Eres mayor de 18 años y de una religión distinta a la musulmana?". Si la respuesta es no, se niega el acceso a la página (www.arthursday.com.my).

Los musulmanes corresponden al 55 por ciento de los 27 millones de habitantes del país del sudeste de Asia y tienen prohibido consumir alcohol, aunque las normas frecuentemente son desobedecidas, especialmente en las grandes ciudades, como la capital Kuala Lumpur.

La firma Guinness Anchor de Malasia, que comercializa cerveza Guinness y otras marcas, registró ventas en el país por 1.200 millones de ringgit malayos (340,6 millones de dólares) en el 2008.

Incluso sin el alcohol, las bandas extranjeras sometidas a un estricto escrutinio. Anteriormente esta semana, el Partido Islámico Panmalasio (PAS, por sus siglas en inglés) dijo que quería que se prohibiera una presentación del grupo danés Michael Learns to Rock debido a que podría motivar inmoralidades.

Desde el 2007, el PAS, el segundo partido más grande del país según miembros inscritos, ha realizado campañas contra artistas como Beyonce, Rihanna, Gwen Stefani y Avril Lavigne.

(1 dólar = 3,523 Ringgit malayo)

(Reporte de David Chance; Editado en español por Ricardo Figueroa)

 
<p>Foto de archivo: Fergie, integrante de Black Eyed Peas, se presenta durante el Festival de Jazz de Montreux, Suiza, jul 6 2009. REUTERS/Denis Balibouse (SWITZERLAND)</p>