"El capitalismo es el mal", dice nueva cinta de Moore en Venecia

domingo 6 de septiembre de 2009 08:19 GYT
 

Por Mike Collett-White

VENECIA, Italia (Reuters) - El capitalismo es malvado. Esa es la conclusión de la última película del estadounidense Michael Moore "Capitalism: A Love Story", que se estrenó en el Festival de Cine de Venecia el domingo.

Mezclando su característico humor con tragedias personales, trabajo de campo y trampas publicitarias, el director de 55 años lanza un ataque al sistema capitalista, alegando que beneficia a los ricos y condena a millones de personas a la pobreza.

Los malos, según Moore, son los grandes bancos y los fondos de cobertura, que se "jugaron" el dinero de los inversores en productos derivados de los que pocas personas o nadie sabe. Mientras, grandes compañías se preparaban para despedir a miles de trabajadores a pesar de los beneficios obtenidos.

Moore también critica la incómoda y estrecha relación entre los bancos, los políticos y el Tesoro estadounidense, que supuso un cambio en la normativa para favorecer a unos pocos en Wall Street.

El cineasta afirma que animando a los estadounidenses a pedir préstamos para pagar sus casas, los empresarios crearon condiciones que llevaron a la crisis financiera, dejando a miles sin vivienda y desempleados.

Moore entrevistó a sacerdotes que creen que el capitalismo es anticristiano porque no protege a los pobres y empuja a la avaricia.

"Básicamente tenemos una ley que dice que apostar es ilegal, pero hemos permitido a Wall Street hacer esto, jugó con el dinero de la gente y lo utilizó en esa locura de los productos derivados", explicó el director al público en Venecia.

"Necesitan más que una normativa. Tenemos que estructurarnos de una manera diferente para crear finanzas y dinero, ayuda para el empleo, las empresas, etc. para mantener una economía sana", añadió.   Continuación...

 
<p>El director estadounidense Michael Moore posa para los fot&oacute;grafos en la alfombra roja de la edici&oacute;n 66 del Festival de Cine de Venecia. REUTERS/Tony Gentile</p>