Matt Damon se vuelve un soplón en una comedia negra

lunes 7 de septiembre de 2009 13:09 GYT
 

Por Silvia Aloisi

VENECIA, Italia (Reuters) - Matt Damon hace de soplón de una compañía de producción agrícola estadounidense en "The Informant", una comedia negra basada en una historia real que hizo reír a carcajadas al público en el festival de Venecia.

Damon tuvo que engordar más de 13 kilos, dejarse el bigote y ser todo menos atractivo para interpretar a Mark Whitacre, que pasa de ser el empleado estrella de la empresa Archer Daniels Midland a ser un informante del FBI que delata una serie de arreglos de precios en el sector.

"Probablemente ha sido el momento más divertido que he vivido trabajando porque no tenía que pensar 'Tengo que ir al gimnasio después del trabajo' y básicamente comía todo lo que veía", explicó Damon a periodistas el lunes.

Con el sueño de convertirse en un héroe nacional y ascender en la compañía, Whitacre acuerda llevar un cable y una grabadora escondida para dar al FBI las pruebas que necesita para incriminar a sus jefes.

Pero nada sale como estaba previsto en la película del director ganador de un Oscar Steven Soderbergh, en la que todo da un giro puesto que pronto se ve que Whitacre no tiene tan buenas intenciones ni es tan fiable como parece.

"Si no estás acostumbrado a mentir, está claro que vas a fracasar, por lo que es divertido hacer de este chico porque nunca mete la pata. Y aunque lo haga por un momento sigue y sigue hasta que alguien finalmente dice basta", dijo Damon.

Soderbergh, que ya trabajó con Damon en la trilogía "Ocean", tiene experiencia a la hora de mostrar la corrupción y la avaricia corporativa.

"Erin Brockovich", también basada en un hecho real, contaba la historia de una madre soltera que denuncia a una compañía californiana que contamina el agua, mientras que "Traffic", ganadora de cuatro Oscar, abordaba el tema del narcotráfico.   Continuación...

 
<p>El actor estadounidense Matt Damon (izq) y el director Steven Soderbergh posan durante el Festival de Cine de Venecia, 7 sep 2009. Matt Damon hace de sopl&oacute;n de una compa&ntilde;&iacute;a de producci&oacute;n agr&iacute;cola estadounidense en "The Informant", una comedia negra basada en una historia real que hizo re&iacute;r a carcajadas al p&uacute;blico en el festival de Venecia. Damon tuvo que engordar m&aacute;s de 13 kilos, dejarse el bigote y ser todo menos atractivo para interpretar a Mark Whitacre, que pasa de ser el empleado estrella de la empresa Archer Daniels Midland a ser un informante del FBI que delata una serie de arreglos de precios en el sector. REUTERS/Tony Gentile</p>