Pasiones políticas, protagonistas en Festival de Cine Venecia

domingo 13 de septiembre de 2009 07:39 GYT
 

Por Mike Collett-White y Silvia Aloisi

VENECIA, Italia (Reuters) - La galardonada película israelí "Lebanon" fue un buen final para el Festival de Cine de Venecia de este año, donde las pasiones políticas tuvieron un papel fundamental.

La aparición del presidente venezolano, Hugo Chávez, junto al veterano director estadounidense Oliver Stone sobre la alfombra roja a mitad del festival, lo dijo todo.

Cineastas de todo el mundo abordaron desde el capitalismo hasta la guerra o el fin de la democracia iraní, un signo de que el cine independiente es el encargado de sacar a la luz los temas de actualidad a pesar de la limitada demanda en taquilla.

Y tras una oleada de películas sobre la implicación de Estados Unidos en la guerra de Irak, ahora parece que todos se centran más en la crisis económica, empezando por el documental de Michael Moore "Capitalism: A Love Story", estrenado a nivel mundial en Venecia.

El galardón del León de Oro para "Lebanon" será una elección bien recibida, después de que los críticos la elogiaran y destacaran la espantosa descripción de los horrores de la batalla. La cinta fue calificada por el New York Times como "una increíble creación cinematográfica".

La iraní Shirin Neshat se llevó el León de Plata a la mejor dirección por "Women without men", la historia de cuatro mujeres durante el golpe de Estado en 1953, apoyado por potencias extranjeras, que según la directora tiene un claro paralelismo con las protestas actuales en la república islámica.

"Desde un punto de vista político, el festival premió a dos películas pacifistas que llegaban de dos países que se odian", indicó el periódico italiano Corriere della Sera.

El director de "Lebanon", Samuel Maoz, rodó casi todo el drama desde el interior de un tanque para plasmar la claustrofobia y el miedo que experimentó como joven recluta israelí durante la guerra de 1982.   Continuación...