Los jeans invaden mercado EEUU, ¿pero les quedará bien a todos?

lunes 14 de septiembre de 2009 20:54 GYT
 

Por Alexandria Sage

SAN FRANCISCO, EEUU (Reuters) - Sólo un vistazo a las tiendas de ropa de Estados Unidos podría llevar a pensar a los consumidores que los jeans - clásicos, relajados y todo lo demás - son la salvación que la industria ha estado esperando.

Esa podría ser la esperanza, pero la reciente fuerza de demin en la ruda atmósfera de compras no hace que los jeans les queden bien a todos.

Los miembros de la industria esperan que algunas cadenas de ropa terminen descartando al demin para sacarlo de las tiendas, aunque los magros inventarios deberían mitigar cualquier riesgo en los ingresos.

Mientras Gap Inc promueve los nuevos jeans "Gap 1969" con llamativos aparadores, desesperados rivales que van desde AnnTaylor Stores Corp a Guess Inc elevan la apuesta en la industria de manufactura de ropa de 12.000 millones de dólares, cuyas ventas cayeron en un 8 por ciento en los últimos 12 meses hasta junio, según la firma NPD Group.

"Es definitivamente más popular y los minoristas están usándolo para lidiar con la crisis", dijo la analista de Carret Brean Murray. "Estamos viendo que ahora el demin va a lugares donde estarías sorprendido de verlo", aseveró.

Mientras Gap, Levi Strauss y Lucky Brand de Liz Claiborne Inc refuerzan sus marcas con la ayuda del demin, otras firmas como Coldwater Creek Inc - vendedor de ropa tradicional femenina - o Cache, mejor conocido por sus vestidos, también están probando la categoría.

Las firmas han sido compradas por la fuerza del demin en medio de la recesión. Los compradores están buscando prendas para acompañarlas con jeans, que pueden ser halladas rápidamente, tanto para ocasiones casuales o más elegantes.

Kenneth Cole, conocido por su ropa para hombres, ha agregado colecciones con jeans para mujeres, e incluso los aparadores de la conservadora Brooks Brothers exhiben maniquíes vestidos con demin.   Continuación...

 
<p>Patrick Robinson, dise&ntilde;ador en jefe de Gap Inc., posa junto a unos pantalones vaqueros en San Francisco, 5 ago 2009. S&oacute;lo un vistazo a las tiendas de ropa de Estados Unidos podr&iacute;a llevar a pensar a los consumidores que los jeans - cl&aacute;sicos, relajados y todo lo dem&aacute;s - son la salvaci&oacute;n que la industria ha estado esperando. REUTERS/Robert Galbraith/Files</p>