Disputa por candidato egipcio remece votación para jefe UNESCO

jueves 17 de septiembre de 2009 18:51 GYT
 

Por Sophie Hardach

PARIS (Reuters) - Una tormenta política con acusaciones de antisemitismo y censura afectó el jueves la elección de un nuevo director general de la UNESCO, centrada en el comentario de uno de los candidatos favoritos indicando que quemaría libros israelíes.

La candidatura del ministro de Cultura egipcio, Farouk Hosni, para el mayor puesto de la agencia de cultura de Naciones Unidas ha provocado críticas de intelectuales franceses y organizaciones judías, a las que se sumaron activistas de la libertad de expresión antes de la primera ronda de votación del jueves.

Pero en las oficinas de la UNESCO en París, sus seguidores elogiaron a Hosni como "un hombre de paz" que desea mejorar los lazos con el mundo musulmán.

"Si no integramos al mundo musulmán, será entendido como una señal en su contra, y será difícil para nosotros", dijo a Reuters en el vestíbulo de la UNESCO Sishir Das, miembro de la delegación malasia.

"El nunca ha sido controvertido, siempre ha sido considerado como un hombre de paz", comentó.

Sin embargo, consultado el año pasado sobre la presencia de libros israelíes en las bibliotecas egipcias, Hosni fue citado cuando dijo a un miembro del Parlamento: "Quememos estos libros, si hay alguno, los quemaría yo mismo antes que tú".

Este año Hosni dijo que lamentaba el comentario y algunos influyentes activistas, como el francés Serge Klarsfeld, han aceptado sus disculpas y le dieron su respaldo.

Desde entonces otros activistas se han sumado al debate, acusando a Hosni de fomentar la censura y la violación a la libertad de prensa en Egipto, y presionando a los miembros de la UNESCO para que no voten por él.   Continuación...

 
<p>El ministro de Cultura egipcio, Farouk Hosni, a su llegada a la sede de la UNESCO en Par&iacute;s, 17 sep 2009. Una tormenta pol&iacute;tica con acusaciones de antisemitismo y censura afect&oacute; el jueves la elecci&oacute;n de un nuevo director general de la UNESCO, centrada en el comentario de uno de los candidatos favoritos indicando que quemar&iacute;a libros israel&iacute;es. REUTERS/John Schults</p>