Juanes prueba diplomacia del rock entre Cuba y EEUU

viernes 18 de septiembre de 2009 19:21 GYT
 

Por Esteban Israel

LA HABANA (Reuters) - El músico colombiano Juanes probará el domingo la diplomacia del rock con un concierto que busca aliviar medio siglo de tensión política entre Cuba y Estados Unidos.

Juanes espera que su concierto "Paz Sin Fronteras" ante 500.000 personas en la Plaza de la Revolución de La Habana ayude a reconciliar a las dos naciones peleadas desde la llegada de Fidel Castro al poder en 1959.

Exiliados cubanos en Miami, donde vive Juanes, destrozarán a la misma hora con una aplanadora CDs del músico colombiano y sus 14 invitados para recordarle lo amarga que siguen siendo las aguas del Estrecho de la Florida.

"Este concierto es un gesto humanitario (...) El arte tiene que ser un arma poderosa de paz por encima de diferencias", dijo Juan Esteban "Juanes" Aristizábal, antes de partir rumbo a La Habana.

"¿Por qué siempre tenemos que ir a la política?", preguntó el músico de 37 años, ganador de 17 premios Grammy Latinos.

En Miami algunos lo acusan de ir entretener a los hermanos Fidel y Raúl Castro. Según versiones de prensa, Juanes llegó a ser amenazado de muerte y estuvo a punto de abandonar su plan.

Pero en Cuba, el concierto puso por primera vez del mismo lado de la raya al Gobierno comunista y los disidentes, incluidos 30 presos políticos que apoyaron el espectáculo desde sus celdas.

"(El concierto de Juanes) es un golpe enorme contra la intolerancia, contra esa forma vulgar de fascismo que se practica allí (en Miami)", declaró a periodistas Abel Prieto, ministro cubano de Cultura.   Continuación...

 
<p>El m&uacute;sico colombiano Juanes (en la foto) probar&aacute; el domingo la diplomacia del rock con un concierto que busca aliviar medio siglo de tensi&oacute;n pol&iacute;tica entre Cuba y Estados Unidos. Juanes espera que su concierto "Paz Sin Fronteras" ante 500.000 personas en la Plaza de la Revoluci&oacute;n de La Habana ayude a reconciliar a las dos naciones peleadas desde la llegada de Fidel Castro al poder en 1959. Exiliados cubanos en Miami, donde vive Juanes, destrozar&aacute;n a la misma hora con una aplanadora CD&acute;s del m&uacute;sico colombiano y sus 14 invitados para recordarle lo amarga que siguen siendo las aguas del Estrecho de la Florida. REUTERS/ Eduardo Munoz/Archivo</p>