El contraste de los diseñadores, clave en Cibeles

lunes 21 de septiembre de 2009 15:57 GYT
 

MADRID (Reuters) - La visión moderna y elegante de la moda de Javier Larrainzar quedó reflejada en la colección que abrió la cuarta jornada de la 50 edición de la Madrid Fashion Week, marcada por la diferencia de estilos de los diseñadores.

Con tonos llamativos pero sin llegar a la extravagancia, el madrileño, que participa en Cibeles desde 1993, optó por trajes chaqueta y vestidos largos para su muestra Primavera-Verano 2010, cambiando más tarde hacia una línea en tonos suaves y tejidos ligeros.

El catalán Andrés Sardá, conocido por ser uno de los primeros creadores en utilizar fibras elásticas, exhibió una co lección de atrevida ropa interior y trajes de baño junto a ligueros, medias y zapatos de tacón a juego.

Roberto Torretta, en cambio, optó por la elegancia y el 'look' ejecutivo de la mujer, tonos discretos en negro, gris y blanco y libres de complementos, apostando por la sobriedad.

El cordobés Elio Berhanyer, en Cibeles desde 1994, hizo honor a su origen con una muestra de claro estilo andaluz con vestidos largos con toque de flamenco, chaquetas toreras y sombreros de inspiración torera también.

La cuarta jornada de la Pasarela Cibeles, único referente de moda ahora en España tras la desaparición de la Pasarela Gaudí, contará con la participación de Antonio Miró, Jesús del Pozo por la tarde en el recinto ferial de Madrid.

Fuera del recinto de Ifema, Carmen March expondrá su colección en el Showroom Carmen March, pero la encargada de cerrar la jornada será María Lafuente en el Centro de Turismo de Colón.

La quinta y última jornada de la cita de la moda, contará con Sita Murt o Carlos Díez, y el punto final de la Madrid Fashion Week lo pondrá Ion Fiz el martes por la noche en la Galería Oliva Arauna.