Abogados de Michael Jackson acusan a beneficencias de fraude

miércoles 30 de septiembre de 2009 00:43 GYT
 

LOS ANGELES (Reuters) - Los abogados de Michael Jackson demandaron el martes a dos obras benéficas de California, acusándolas de estafar a los admiradores del fallecido cantante al usar su nombre y frases típicas para recaudar fondos.

La fundación Heal the World y la corporación afiliada United Fleet pretenden tener una beneficencia legítima ligada a Jackson, pero no tienen relación con él o su familia, señalaron los administradores del patrimonio del cantante.

Las empresas usaron "King of Pop" y "Heal the World", dos frases asociadas a Jackson, para llevar a pensar al público mediante un engaño que estaban trabajando para sus causas y han tomado ventaja de su muerte para lograr sus propósitos, señalaron los administradores.

No se pudo acceder a un representante de la fundación Heal the World para obtener comentarios, pero el grupo se autodenomina en su sitio de internet como "una organización benéfica universal diseñada para mejorar las condiciones de toda la humanidad".

Jackson fundó su propia obra Heal the World en 1992 para ayudar a los más necesitados del mundo, pero los administradores de su patrimonio señalaron que ya no se encuentra activa y no está relacionada con los dos sujetos de la demanda.

Las dos entidades han registrado seis marcas registradas relacionadas a Jackson, han pedido por otras 41 y han vendido mercancías utilizando esas marcas, agrega la demanda.

El documento, presentado en la Corte Federal de California por los dos administradores; el abogado de Jackson, John Branca y el ejecutivo musical John McClain; reclama infracción a marcas registradas, competencia desleal y otros delitos.

Los administradores están pidiendo a la corte que un juez impida que la fundación Heal the World y United Fleet utilicen el nombre de Jackson o sus frases típicas.

Jackson murió de una sobredosis de fármacos recetados y las autoridades están investigando a los médicos que lo trataron.

(Reporte de Alex Dobuzinskis; Editado en español por Ricardo Figueroa)