Ex cantante INXS sufre complicaciones tras operación al corazón

jueves 1 de octubre de 2009 14:23 GYT
 

SYDNEY (Reuters) - El ex vocalista de las bandas INXS y Noiseworks Jon Stevens continuó hospitalizado luego de sufrir complicaciones tras una operación a corazón abierto de emergencia, dijo el jueves el representante del rockero.

El agente Simon Lucas señaló que la cirugía fue realizada en un hospital de Sidney hace casi tras semanas y que fue considerada un éxito.

Sin embargo, el estado de salud de Stevens, de 46 años, se deterioró y su recuperación se dificultó debido a algunas complicaciones postoperatorias, principalmente líquido alrededor del corazón y una infección.

"Jon está de buen ánimo y siguiendo las instrucciones del doctor, pero no será dado de alta del hospital hasta recibir la aprobación de sus médicos y su cirujano a principios de la próxima semana", dijo Lucas en una declaración.

Stevens fue llevado a un hospital luego de que médicos descubrieran una artería bloqueada durante un exámen de salud de rutina, dijeron reportes.

En una operación en diciembre, dos dispositivos metálicos fueron insertados en las arterias del corazón del músico.

Noiseworks, banda oriunda de Sidney, alcanzó el éxito a fines de la década de 1980, y el neozelandés Stevens comenzó a tocar en conciertos y a grabar con INXS a partir del 2000, luego de la muerte del vocalista original Michael Hutchence en 1997.

El cantante se retiró de la banda en el 2003 y lanzó discos como solista, entre ellos "Ain't No Life for the Faint Hearted" del 2004.

(Reporte de Belinda Goldsmith, Editado en español por Juana Casas)

 
<p>Imagen de archivo del cantante Jon Stevens y la banda INXS en un concierto en Sidney, 1 oct 2000. El ex vocalista de las bandas INXS y Noiseworks Jon Stevens continu&oacute; hospitalizado luego de sufrir complicaciones tras una operaci&oacute;n a coraz&oacute;n abierto de emergencia, dijo el jueves el representante del rockero. El agente Simon Lucas se&ntilde;al&oacute; que la cirug&iacute;a fue realizada en un hospital de Sidney hace casi tras semanas y que fue considerada un &eacute;xito. REUTERS/CLH/Archivo</p>